martes, 6 de septiembre de 2011

ASANA, el 3er brazo de los ocho brazos del yoga

Hoy hablaremos del tercer brazo de los ocho brazos del yoga de Patanjali:





ASANA

En el ámbito del yoga, se denomina āsana a cada una de las distintas posturas que tienen como objetivo actuar sobre el cuerpo y la mente.
Las asanas constituyen el soporte físico y energético de la práctica del Yoga y son fundamentales para avanzar hacia los pasos ulteriores. Vuelven al cuerpo fuerte y saludable, generando la energía psíquicia necesaria para la práctica. Precisamente el aspecto mas conocido del yoga son las asanas. Se dice que hay tantas posturas como personas humanas. Los textos clásicos nos hablan de 108 asanas. Suelen tener nombres de animales, vegetales, sabios o héroes mitológicos, cualidades, partes del cuerpo etc.

La postura se consigue cuando es firme y estable. De hecho se dice que Asana significa "estabilidad" "posición". Esto se refiere a la estabilidad de la mente. Y una de las formas de obtener esto es a través de las asanas.
Las asanas actúan por resonancia desde determinados centros energéticos situados principalmente a lo largo de la columna vertebral. Las claves de su práctica son la respiración, consciente y dirigida, y la atención mental en estado de alerta y receptivo a lo que está sucediendo en tu cuerpo.
Las asanas del Hatha Yoga y del Yoga Kundalini, son escencialmente las mismas, sin embargo, el énfasis en el Hatha yoga es el dominio del cuerpo y el logro de la flexibilidad. Sus ejercicios suelen ser lentos y estáticos. En Yoga Kundalini también hay ejercicios lentos y estáticos, pero hay además muchos otros que son dinámicos y rápidos. Precisamente la actividad dinámica fortalece el organismo facilitando el flujo y la reposición de les energías somáticas.
Cada asana o postura acompañada de cierta respiración, movimiento o inmovilidad genera la estimulación del flujo energético a nivel de los nadis (canales de energía), de los distintos órganos, de nuestro estado emocional y mental. Por consecuencia, se eleva nuestro estado de consciencia, llevándonos a entrar en contacto con nuestro ser, abriendo la puerta hacia nuestra conexión con el universo en su totalidad. Al practicar las distintas asanas, nos alineamos con las energías universales, despertamos, y nos conectamos con la vida.
Puedes mirar algunas de las asanas en el diccionario de asanas de este blog:
SAT NAM, te saludo y me saludo en paz, amor, pureza, conocimiento y dicha, ya que son las características fundamentales del verdadero ser espiritual que somos.
¡Hasta la próxima entrada!

También te puede interesar: