martes, 13 de septiembre de 2011

GÉMINIS - MI NIÑO INTERIOR ES MI ALMA GEMELA

Esta vez compartiremos la primera parte de GÉMINIS, continuando con la entrega sobre la evolución espiritual del ser, por medio del camino de cada uno de los signos zodiacales, basado en los escritos de Gururattan Kaur Khalsa.


ASTROLOGÍA EVOLUCIONARIA
Hay multitud de formas distintas de las que cada signo astrológico infunde nuestra vida de significado. Personalmente, encontré mi estudio de Géminis fascinante. Mi abuelo Géminis era payaso en los grandes circos de principios de los años 1900's. Siempre le recuerdo como a una persona que trataba de hacer feliz a todo el mundo, pero que él mismo estaba muy triste. (También estaba muy enfermo). Comparto la misma carta natal que mi hermano gemelo, pero vivimos vidas muy distintas. El es un ecónomo en la Federal Reserve Bank en Richmond, Virginia. Está casado con tres hijos (2 de los cuales son Géminis). Yo nunca he estado casada ni tengo hijos.
Ambos somos parte de la Generación Urano-en-Géminis, la cual incluye a todos aquellos nacidos mientras Urano estaba en el signo de Géminis entre finales de 1941 y mediados de 1949. Aquellos nacidos cuando Saturno estaba en Géminis desde Mayo de 1942 y Junio de 1944 se ven incluso más afectados por los temas de Géminis. Estos incluyen la búsqueda de la eterna juventud. Géminis encarna el arquetipo del Puer Aeternus, el cual representa el espíritu de la adolescencia perenne; feliz y alegre pero siempre buscando algo que falta[1].
Todos tenemos cada uno de los signos astrológicos en nuestra carta natal. Cada signo mantiene una de las llaves hacia nuestra plenitud. Tanto si es nuestro signo solar, el signo de alguno de los otros planetas, o el signo en la cúspide de alguna de las 12 casas, debemos manejarla de alguna forma. Si un signo particular está presente en nuestra carta natal, debemos aprender a cómo trabajar con esas energías y alinearlas para nuestro propio bien. Si un signo particular está y elementos están ausentes debemos desarrollar o activar esas cualidades.
SIMBOLOGÍA
El símbolo de Géminis son los gemelos. Hay dos Géminis; él mismo y su hermano gemelo del que está aparentemente separado.
El símbolo astrológico de Géminis son dos líneas rectas y paralelas unidas en cada extremo por una línea curva. Las dos rectas simbolizan haces de luz. Representan fuerzas opuestas, la dualidad básica del universo y la relación entre forma y espíritu. Géminis es el juego de la Luz[2].
La luz de Géminis siempre revela polarización y una conciencia de opuestos. La misión de Géminis es la de demostrar la relación entre los pares opuestos y facilitar la relación armónica entre los dos.
Uno de mis escritores astrológicos favoritos determinó que el viento es la mascota perfecta para Géminis. Enumera a algunas de las características más comunes de Géminis, impredecible, intranquilo, cambiante; observador, listo y curioso también; se enfada rápidamente y hace perder el equilibrio; juguetón y con talento; divertido y amable[3].

SIGNOS DE AIRE
Géminis es el primero de los tres signos de aire. Libra y Acuario son los otros dos. La mente lógica es el dominio de los signos de aire. La mente racional se ocupa del intercambio de información con otros y el entorno. Lo que distingue a los seres humanos de otros seres vivos es que los humanos tenemos la capacidad de analizar información y de ser concientes de lo que la mente está haciendo. Los signos de aire nos dan esta capacidad y oportunidad de distinguirnos del resto del reino animal. "Human" significa luz en la mente. Es el obsequio y desafío de los signos de aire el desarrollar esta cualidad de nuestro ser humano.
Los signos de aire tienen la capacidad de ser lógicos y objetivos. Los signos de aire y agua son irracionales. Los signos de agua experimentan y evalúan la vida a través de las emociones. Los signos de fuego experimentan y evalúan la vida a través de la intuición. Los signos de aire poseen la cualidad de desapego o la habilidad de disociarse de las emociones y de separarse de otros.
Las ideas y pensamientos generados en la mente son la semilla de toda manifestación. La mente nos da el poder para concebir, para cambiar y para comunicar. Por ello, la mente posee un enorme potencial creativo. Es la tarea de los signos de aire acceder a y usar con sabiduría el enorme potencial divino de la mente racional. Los signos de aire aspiran a creatividad intelectual. Su objetivo es desarrollar la capacidad para usar pensamientos para producir un impacto y
transformar, y usar la mente como una herramienta para integrar la psique.

LA MENTE
Uno de los desafíos de los signos de aire es la de dominar tanto la habilidad de concentrar y fijar la mente y al mismo tiempo permitir una libre circulación de ideas y pensamientos. La mente necesita ser capaz de alcanzar estabilidad y al mismo tiempo intercambiar ideas dentro de sí misma y con otros libremente. La tarea de los signos de aire es la de explorar el funcionamiento de la mente y convertirse en su maestro. Primero deben aprender a usar la mente y entender sus múltiples facetas[4].

Géminis, en su función de primer signo de aire inicia el descubrimiento de la mente. Géminis comienza con la exploración del intelecto. Le preocupa la educación y la comunicación. Alimenta su mente a través de la información. Géminis siente curiosidad por la vida y se deleita por la diversidad. El alimento intelectual de Géminis incluye su habilidad para "percibir, analizar, diferenciar y categorizar[5]."
Géminis adquiere información y después prosigue su camino. La comunicación es de vital importancia para Géminis. Debe interactuar con el conocimiento que obtiene de sus experiencias, para así poder interpretar, clasificar y dar significado a la información.
Géminis y Mercurio, su mentor, son los arquetipos astrológicos de la mente. Mercurio y Géminis se especializan en una aproximación linear a la organización de sus pensamientos. Les es natural el hacer listas y les gusta que las cosas estén vinculadas de forma clara, precisa y ordenada[6]. Tanto Géminis como nuestra mente quieren ser entretenidos, son listos y manipuladores, y son curiosos sin descanso. Ambos poseen gran habilidad para crear algo a partir de nada. Les encanta jugar con ideas simplemente para disfrutar de ello. Su baúl de juguetes está lleno de juegos mentales.
Géminis nos ofrece la posibilidad de despertar nuestras mentes a las infinitas posibilidades de la conciencia expandida. Géminis nos anima a usar nuestro intelecto para nuestro beneficio, para desarrollar nuestras capacidades mentales y a explorar niveles abstractos de pensamiento sin auto-restricción o censura. Géminis nos ayuda a mantener nuestras mentes en forma, abierta a la variedad y adaptable a formas más efectivas de comunicación[7].
Mientras que los signos de agua se sienten sofocados e irritados cuando no están en contacto con sus sentimientos, los signos de aire experimentan angustia cuando les son negados canales de expresión y experimentación mental. Cuando los signos de aire no hacen nada con sus capacidades mentales, se vuelven irritados, nerviosos y pueden tener problemas de sueño[8]. Hace poco vi a alguien llevando una camiseta que decía, "¿Por qué están todos de tan mal humor?". Irritación es una reacción al aburrimiento. A lo mejor estamos hartos con nuestra intensa rutina y necesitamos alguna estimulación refrescante. Géminis, Acuario y Libra pueden enseñarnos a cómo usar esta energía mental para inventar nuevos modos de resolver problemas y para explorar los vastos horizontes de la mente.
Géminis requiere vías físicas de escape tonificantes. Géminis nos enseña que la actividad física es vital para mantener la mente alerta y las emociones estables.

LA BÚSQUEDA
La herramienta más poderosa de Géminis es su mente. Usa su intelecto de forma consciente para observar con objetividad y analizar la vida. Puede ser directo y concreto. Puede desapegarse emocionalmente, incluso de él mismo. El desafío de Géminis consiste en usar su mente para investigar sus propios sentimientos escondidos en vez de hacerlos desaparecer a través de la racionalización.
Géminis constantemente está buscando un mapa para encontrar su camino, un concepto que le guíe o un modelo que dominar para así poder encontrar lo que ha perdido. Está aterrorizado por su pérdida y se preocupara por muchas cosas frívolas para así esquivar la indescriptible oscuridad que parece devorar su alma. Bajo la superficie de su mente consciente, algo no va bien, pero no puede describir lo que es.

La mente de Géminis es tanto atormentada como motivada por sentimientos de alienación y exilio, los cuales son temas recurrentes en el proceso de separación e individualización. Géminis necesita hacer este proceso de forma consciente. Necesita escribir, hablar, comunicar, expresar, dibujar, bailar, cantar y comunicar lo que está experimentando.

EL TERRITORIO DE GÉMINIS: MOVIMIENTO
Aries encarna la voluntad instintiva de SER. Tauro encarna nuestra naturaleza de deseo; el impulso a tener. Géminis encarna la relación entre nuestro ser y nuestro tener. Géminis debe mediar entre estos dos impulsos primordiales y tomar decisiones.

Géminis es uno de los 4 signos "mutables" (los otros son Virgo, Sagitario y Piscis). Su función primordial es el producir un estado constante de flujo. Responden a y estimulan respuestas al movimiento cíclico y periódico del espacio y el tiempo para así poder crear un campo que siempre se expande, donde nuestra alma puede expresarse y crecer. Por ello, Géminis siempre está ocupado transformando, alterando y ajustando las circunstancias para que así el alma tenga un gran patio de recreo dentro del cual pueda evolucionar. El sitio donde esté Géminis en nuestra carta natal, tanto si es por Planeta o casa, será el área donde siempre habrá, cambios y despliegues siempre en nuestras vidas.
La inestabilidad es un tema común para Géminis. Géminis nos enseña a aceptar y eventualmente sentirnos confortables con las vicisitudes de la vida diaria. Géminis nos enseña que cambios impredecibles en nuestras circunstancias y relaciones interpersonales son normales. A lo mejor no óptimas, pero mientras la gran mayoría de la humanidad esté adormecida, la falta de coherencia y la irracionalidad son algo natural. Las circunstancias que nacen de esta inestabilidad son necesarias en el proceso de despertar. De ésta forma el universo intenta captar nuestra atención. De ésta forma nuestra alma capta nuestra atención. De ésta forma creamos desafíos y aprendemos nuestras lecciones. Esto es la vida misma.
El movimiento creado por Géminis no es totalmente irracional. Visto desde una perspectiva más profunda, el movimiento refleja la relación lógica entre causa y efecto, entre pensamientos y emociones, entre deseo y respuesta.

RELACIONES
El territorio de Géminis son las RELACIONES Y EL RELACIONARSE. Géminis reúne las experiencias de su vida que crean interacción e intercambio en sus relaciones.
La misión de Géminis consiste en aprender a cómo conectar opuestos. Constantemente busca maneras de transformar la dualidad de la vida hacia una expresión más álgida. Su objetivo final es fundir, unir y armonizar conflictos trayendo a la Luz la realidad de nuestra Unidad. Géminis debe usar su mente para lograr tener éxito en esta imposible, pero al mismo tiempo posible, tarea[9].
La relación culminante de Géminis es entre su personalidad y su alma. La vida de Géminis está dedicada a aprender a cómo despertar y armonizar la relación entre su ser humano y su se espiritual. Su evolución individual tiene lugar a través de la cuidadosa mezcla de energías espirituales y materiales. Sus tareas son el exponer la separación entre su personalidad y su alma, el reconciliar los conflictos, el ajustar y eventualmente fusionar las energías en una personalidad guiada por el alma. Géminis crea experiencias terrestres de forma continua, para así poder proseguir su camino hacia estos delicados y liberadores objetivos.

HABILIDADES DE COMUNICACIÓN
Géminis tiene la capacidad de dominar las habilidades de comunicación, ya que tiene la habilidad de ser flexible, de amasar información, de resolver problemas y de ser tanto juguetón como directo. Apadrinado por Mercurio, responde de forma clara, rápida y sin complicación. El desafío de Géminis consiste en aprender a escuchar, a dejar de hablar y de realmente escuchar lo que la otra persona está intentando comunicar. La tarea de Géminis es la de establecer habilidades básicas de comunicación y escucha, para así poder tener relaciones efectivas y satisfactorias.


MERCURIO Y VENUS
Tanto Mercurio como Venus son los mentores de Géminis. Mercurio ayuda a crear concienciación de los opuestos. Partiendo de la perspectiva de Mercurio, las dos fuerzas opuestas deben resolver sus problemas de forma conflictiva y violenta.

Cuando Géminis hace uso de Venus, es vigorizado para armonizar y equilibrar los continuos movimientos y cambios en su vida. Venus otorga a Géminis con el poder de llevar los cambios con gracia."Venus es un agente de síntesis, ya que es su función fusionar y armonizar opuestos en unidades más creativamente evolucionadas[10]."

Géminis puede ser un agente positivo para el cambio científico y creativo cuando integra el poder mental de Mercurio con el poder armonizador de Venus.

LOS HERMANOS
La historia de nuestra odisea humana comienza con Aries y nuestra búsqueda por identidad e individualización. En términos de desarrollo, Aries representa la edad entre el nacimiento y los 18 meses. Tauro es el arquetipo para el periodo entre los 18 meses y los 3 años, cuando nos hacemos concientes del mundo alrededor nuestro; posesiones, cosas y otras personas separadas de nosotros mismos.
Géminis es el arquetipo para el periodo entre los 3 y 4 años de edad. Es durante este periodo cuando tenemos nuestros primeros encuentros con otros como iguales. Tenemos una conciencia distintiva de otros y nosotros mismos como entidades separadas. Géminis es el arquetipo de los hermanos y las muchas formas que tenemos de experimentar esta relación primordial. Los hermanos se representan como gemelos. Muchos mitos sobre gemelos capturan la variedad de las tempranas experiencias infantiles con hermanos. Los sentimientos en la relación de hermanos varían desde separación a confusión. Temas comunes incluyen dualidad, separación, sacrificio, tristeza, pérdida, y una búsqueda de la otra persona[11].

La duplicidad de los gemelos, lo cual también es una metáfora para la fraternidad y otras relaciones estrechas (pero no sexuales), presentan a los hermanos con una serie de desafíos. El primero de ellos consiste en discernir apariencias separadas de la verdad subyacente. En los muchos mitos e historias sobre gemelos, tiene el mismo físico. Se ven iguales, pero sus destinos son distintos. Uno es femenino; el otro es masculino. Uno es divino; el otro es mortal. Durante los primeros años los gemelos encuentran confort en su conexión. A pesar de ello, la trama se centra alrededor de un tema común; si los gemelos no se separan en su propia personalidad individual y siguen sus caminos separados, su confusa mezcla será la causa de su desdicha. Se encontrarán con su suerte en vez de vivir su destino
El proceso de separación y la resistencia a este necesario objetivo está repleto de temas de rivalidad, embrollos familiares y complejidad. Lo que puede parecer la forma lógica para actuar no es algo tan simple de hacer. La separación es algo difícil ya que los gemelos están fusionados. Unidos en un estado de simbiosis, se han convertido en dos mitades de una sola unidad. Cada uno de ellos desempeña su respectivo papel para el otro. Típicamente hablando un actúa partiendo de la Luz, el otro de la Sombra. Están tan entremezclados, que su separación emocional y psicológica parece imposible. O al menos es increíblemente ardua. La separación requiere la reconstrucción de la mitad perdida dentro de uno mismo. El alcanzar la completitud requiere encontrarse con la Sombra o aceptar la Luz, dependiendo de que mitad fuera originalmente renunciada hacia el otro gemelo.
Uno de las formas de manejarnos con el lado de la sombra es proyectarlo sobre alguna otra persona; alguien de fuera de la familia, típicamente un familiar político. Cuando uno de los hermanos encuentra compañero/a sentimental, la estructura de la familia es irreversiblemente alterada. Para proteger "el sistema" y para evitar tener que confrontar los sentimientos "de sombra" que inevitablemente tienen lugar, se "proyectan sobre la familia y compañero/a sentimental del hermano." Temas y conflictos sin resolver de hermanos también pueden ser transferidos al hermano político, como por ejemplo sentimientos demasiado difíciles de expresar al hermano directamente[12]."


Para seguir leyendo:


[1] "Gemini; Searching for the lost twin", por Brian Clark, The Mountain Astrologer, Junio-Julio, 2000, Edición #87, p. 34
[2] "Soul Centered Astrology", Alan Oken, Crossing Press, Freedom, CA, 1990, p. 172
[3] Gerhardt, p. 107
[4] Ver "The Mind: It's projections and multiple facets", por Yogui Bhajan, con Gurucharan Singh Khalsa. Ph. D.
[5] "Saturn: a New Look at an Old Devil", Liz Green, Samuel Weiser, Inc, York Beach, Maine, 1976, p. 56
[6] "Alive and Well with Uranus", Bill Tierney, Llewellyn Publications, St. Paul, MN 1999, p. 136-7
[7] Urano, p. 127
[8] Urano, p. 133
[9] Oken, p. 173
[10] Oken, p. 174
[11] Clark, p. 28
[12] Clark, p. 30