martes, 20 de septiembre de 2011

PRANAYAMA, el 4º brazo de los ocho brazos del yoga

Hoy hablaremos del cuarto brazo de los ocho brazos del yoga de Patanjali:


PRANAYAMA


Pranayama es la ciencia de la respiración, el control del movimiento del prana por medio del uso de técnicas de respiración.

PRANA: la fuerza vital
PRAN: primera unidad
AYAMA: expansión

El prana es considerado  en el Yoga como la fuerza cósmica y principio de vida en la naturaleza y en el hombre. Los ejercicios de Pranayama, pueden proporcionar energía y aumento del tono vital o equilibrar el sistema nervioso, relajando la mente y sirviendo como una eficaz introducción para la meditación.
 
El control del aliento no es la finalidad, sino únicamente un medio, eficaz, para llegar a controlar y repartir todas las energías vitales.

Con técnicas de Pranayama y una práctica correcta se produce el despertar de la conciencia de zonas o puntos muy especiales (Chakras), en clara correspondencia a nivel anatómico con los plexos nerviosos.

El control de la Energía Vital o Pranayama está intimamente ligado al brazo anterior, “asana”, y es la contracara energética del trabajo psicofísico. El principal medio de control de esta Energía es la respiración consciente.

Hay dos medios para el control y el desarrollo de esta energía vital:

1º.- Mediante el dominio de vibraciones potentes (Mantras).
2º.- Mediante el control de la función respiratoria a través de ejercicios continuados.

La respiración se divide en tres fases:

-          Rechaka o exhalación (SHA).
-          Puraka o inhalación (HA).
-          Kumbaka o retención (HUM) en lleno o en vacío.

El resultado del Pranayama es Udghata: Despertar de la Madre Kundalini Shakti.


SAT NAM, te saludo y me saludo en paz, amor, pureza, conocimiento y dicha, ya que son las características fundamentales del verdadero ser espiritual que somos.

¡Hasta la próxima!