jueves, 20 de octubre de 2011

6º brazo del yoga: DHARANA

Hoy hablaremos del sexto brazo de los ochos brazos del yoga de Patanjali: Dharana o Concentración de la Mente.


Es  la concentración absoluta de la mente sobre un solo punto en particular. Todos los rayos de la atención se enfocan en forma de una lupa que concentra toda la energía lumínica en un punto con su máxima energía. Así la mente sin la interferencia de los sentidos y de los pensamientos logra enfocar toda su energía en el trabajo interno.
Es pues la capacidad de dirigir la mente, buscando la unificación del contenido mental, despertando la atención y aumentando la concentración, centrando la mente en un sólo aspecto que evite la dispersión.
La atención es una apertura silenciosa, un despertar, captando y sintiendo plenamente la vida alrededor. Puede ejercitarse: contemplando los movimientos de la mente como un espectador o concentrando el pensamiento sobre un objeto material o abstracto. 

Se dice que la mente está concentrada cuando el pasado y el presente se desvanecen en una sola cosa.

Hay diversos tipos de soportes para desarrollar la concentración:
  • Punto exterior: Mandalayantra o pantáculo.
  • Punto interior del cuerpo. Los principales son:
-         El Anahatha Chakra, 4to chakra o plexo del corazón (centro del pecho).
-         El Ajna Chakra, 6to chakra o plexo de la frente (entrecejo).

Sin embargo puede ser un gran soporte interior, la concentración profunda en los seis centros sutiles de los chakras.

Los últimos tres brazos del yoga constituyen la práctica interna de Raja Yoga. Cuando se logra Dharana, nos lleva hacia el paso siguiente: Dhyana que veremos más adelante.



También te puede interesar: