domingo, 13 de noviembre de 2011

DHYANA, el 7º brazo de los ocho brazos del yoga

Hoy hablaremos del septimo brazo de los ochos brazos del yoga de Patanjali:

Dhyana o Meditación: 



Es el estado en donde la mente deja de esforzarse. Se detienen las fluctuaciones del pensamiento y adviene un estado de paz profunda.

Es la experiencia del Silencio Interior que genera un estado de felicidad y paz indescriptibles.  

Es el acto en el cual el ego, mente e intelecto se disuelven en Kundalini y de este modo el Kundalini lo disuelve dentro de la consciencia suprema.

Es también la meditación o unidad de la onda mental en la que se verifica un flujo ininterrumpido de conocimiento directo y supra intelectual del objeto de contemplación.

Dhyana se compone de diversas técnicas encaminadas a la difícil tarea de acostumbrar a la mente a que no se modifique con tanta frecuencia, crear una corriente mental unificada, sin variaciones, que nos conduzca a la verdadera realidad. Es la capacidad de interaccionar con lo que intentamos comprender.

Meditación es el estado de pensamiento puro y absorción en el objeto de meditación. En Dhyana aún hay dualidad. Cuando se perfecciona, Dhyana lleva al último paso.



También te puede interesar: