jueves, 17 de noviembre de 2011

Asanas Invertidas

Hoy hablaremos sobre las:

Asanas Invertidas

Son asanas en las que se invierte el cuerpo, quedando abajo la cabeza y arriba el resto del cuerpo dejando el peso sobre la cabeza, cuello u hombros. Se incluyen en este grupo las asanas semi invertidas con los pies en el suelo, como la postura del arado y las asanas preparatorias de sirsasana (postura sobre la cabeza).

Todas ellas fortalecen las cervicales, aumentan la irrigación del cráneo, mejoran las capacidades mentales, la vista y el oído, equilibran el sistema hormonal y aportan armonía.

Revitalizan todo el organismo, retiran el peso corporal de las piernas, aliviando la presión.

Es toda una experiencia ver el mundo de este modo: dado vuelta. Te otorga otra perspectiva de ti en relación al mundo. Nos obliga a trabajar con los temores muy humanos de perder equilibrio y estabilidad. Tener la capacidad de invertir tu cuerpo y quedar sostenido sobre tu cabeza por un periodo razonable de tiempo te libera, te hace sentirte liviano, mas libre.

Las asanas invertidas poseen un efecto de drenaje sobre los órganos pélvicos y abdominales, mientras que los órganos vitales, como el cerebro, el corazón y los pulmones se llenan de sangre. Son posturas recuperadoras, que aportan vitalidad, equilibrio mental y estabilidad emocional. Mejoran la circulación y tonifican el sistema glandular. Colaboran en la concentración, porque se incremente el aporte de sangre al cerebro y son una gran ayuda para el sueño. 

Las posturas invertidas comparten las mismas propiedades:
  • Estimulan la circulación arterial de la porción inferior del cuerpo.
  • Partiendo de condiciones sanas, producen efectos beneficiosos sobre el corazón.
  • Facilitan el retorno venoso de la parte inferior del cuerpo.
  • Descongestionan la cavidad craneal, mejorando el riego sanguíneo del cerebro.

Por lo general tres o cuatro minutos en posición invertida son suficientes para generar los efectos señalados.

Las posturas invertidas se ejecutan hacia el final de la sesión, una vez que la circulación sanguínea se halla perfectamente activada en todo el cuerpo. Se evita así la posibilidad de violentos incrementos de presión arterial sobre el corazón y cerebro.

Contraindicaciones:
  • Estas posturas están contraindicadas en personas con lesiones de corazón.
  • Trastornos de las glándulas tiroides.
  • Arteriosclerosis.
  • Nunca se han de practicar cuando existe congestión cefálica previa, por ejemplo en los catarros y cefaleas.

Explicaremos algunas asanas invertidas y sus beneficios. Te recordamos que para realizar dichas asanas es conveniente el asesoramiento de un profesor cualificado. Los beneficios de dichas asanas se logran con una práctica constante dentro de un conjunto global de práctica en donde se incluyan diferentes tipos de asanas, como lo es en una sesión de yoga.



Sirshasana (postura sobre la cabeza):
La postura de la cabeza (sirsh en sánscrito) recibe el nombre de "la reina de las asanas" debido a su importancia fundamental, desbordante en su efectos beneficiosos físicos y psicológicos. Esta asana produce un profundo efecto en el cerebro y en todos los elementos craneanos gracias a una abundante circulación sanguínea generada por la fuerza gravitatoria. La inversión de todo el cuerpo genera que la sangre venosa vuelva al corazón aprovechando la fuerza de gravedad. Esto genera entre otras cosas un descanso al corazón, así como también una reducción de las várices. Se produce un vacío en la zona abdominal, generando un masaje de esta zona del cuerpo y un correspondiente efecto estimulador y regulador de esta zona. 

Beneficios:
  • Profunda estimulación e irrigación sanguínea cerebral y elementos craneanos.
  • Reduce las várices.
  • Estimulación abdominal.
  • Descanso y equilibrio psíquico.


Sarvangasana (la vela):

Su nombre sánscrito significa "todo el cuerpo", dando referencia a la enorme cantidad de beneficios que esta postura prodiga. Debido a la postura invertida, la sangre venosa fluye con facilidad de nuevo hacia el corazón, dándole un renovador descanso. Debido a la presión que se ejerce sobre la zona de la garganta se produce una fuerte estimulación de la glándula tiroides y de los órganos del cuello y tórax. Asociada a esta glándula se encuentran numerosos beneficios en los sistemas del cuerpo. Del lado posterior del cuello se produce un gran estiramiento de la zona cervical, produciendo un gran alivio descontracturante.
Rejuvenecimiento del organismo en general. Sin duda esta es una de las asanas más completas y beneficiosas para los órdenes físico y psíquico. Inversión de las fuerzas circulatorias, la sangre venosa circula con facilidad hacia el corazón.

Beneficios:
  • Profunda irrigación y estimulación de la glándula tiroides.
  • Alimentación sanguínea cerebral.
  • Estiramiento y descontractura la zona cervical.
  • Ayuda a curar las várices.


Halasana (postura del arado)


La postura del arado o “Halasana” en sánscrito. Esta postura corrige muchos del problema que provoca estar demasiadas horas ante el ordenador o en posturas sentadas. El cuerpo toma la forma de un arado primitivo, como la define Swami Vishnudevananda.

Beneficios:
  • La flexión de la cadera en la postura, estira toda la columna, focalizándose sobre todo en la región cervical.
  • Mejora del riego sanguíneo de la zona cervical.
  • Estiramiento pronunciado de las vértebras lumbares.
  • Las personas con disfunciones cervicales, notarán una gran mejoría con la práctica de Halasana.
  • Vuelve la columna más flexible y saludable.
  • Desentumece las caderas y los músculos de las piernas, especialmente los isquiotibiales que se alargan al mantener esta postura.
  • La mente se vuelve clara y calma.
  • Permite una rápida recuperación del agotamiento nervioso.
  •  Renueva la voluntad para comenzar o continuar una actividad o un proyecto.
  • Disminuye las emociones tales como la desconfianza y los celos.
  • La habilidad para mantenerse sereno y centrado aumentará.

El prana o energía se concentra en la región cervical. La persona que practica Halasana no será nunca perezosa.


Viparita Karani

Esta posición invertida lleva a un aumento en el flujo de sangre a la parte superior del cuerpo, así como al cerebro, lo que es muy útil para mantener la presión arterial. Cuanto más tiempo esté en esta posición será más beneficioso para usted. Puede ser calificada como uno de los mejores remedios para revivir del cansancio y la fatiga.


Beneficios:
  • Ayuda a calmar al sistema nervioso.
  • Ayuda a recuperar la salud.
  • Beneficiosa para el sistema reproductivo.
  • Ayuda a mantener la fuerza y vitalidad
  • Previene el envejecimiento prematuro otorgando una piel libre de arrugas.
  • Las glándulas tiroides también funcionan con más energía evitando problemas de tiroides.
  • Disminuye al malestar menstrual.
  • Alivia los músculos por el flujo de sangre desde la pierna hasta la cabeza.



Karnapidasana

Karnapidasana también se le llama la presión del oído. Esto se debe a que "Karna 'en sánscrito significa oreja, y' pida 'se refiere al dolor, presión o molestias, mientras que" asana" significa postura. Esta postura es recomendada para aquellos con problemas de oído, de ahí el nombre Karnapidasana.
Karnapidasana es una postura de inversión, que también ofrece un excelente trabajo para la columna vertebral.

Esta postura descansa el tronco, el corazón y las piernas. La columna vertebral esta más estirada al doblar las rodillas y esto ayuda a la circulación alrededor de la cintura. Se dice que cura dolores en los oídos.

Beneficios:
  • Produce alargamiento en la columna vertebral y la hace más  fuerte y flexible.
  • Ayuda a descansar el corazón, las piernas y el tronco.
  • Aumenta la circulación sanguínea en la cintura pélvica, por lo tanto tonifica los órganos de esta área.
  • Como su nombre lo sugiere, es especialmente beneficiosa para curar los problemas relacionados con el oído como la sordera transitoria, zumbidos en los oídos, o dolor.
  • El medio y oído interno controlan una gran parte de nuestro equilibrio. Debido a la ligera presión en los oídos en esta postura, los problemas relacionados con el equilibrio como mareos y vértigo se mejoran.
  • La postura también ayuda en la reducción de la obesidad.