jueves, 29 de diciembre de 2011

Asanas de torsión

En la entrada de hoy hablaremos sobre las:

 
Asanas de torsión vertebral

Son asanas que se caracterizan por el giro de la columna vertebral.

La torsión de la espalda puede realizarse desde múltiples posiciones y a veces se combina el giro con movimientos de flexión o de extensión. Estas posturas masajean principalmente los órganos abdominales, fortalecen la columna y equilibran el sistema nervioso.

En las torsiones, los órganos pélvicos y abdominales se comprimen y se cargan de sangre. Mejoran la flexibilidad del diafragma y alivian trastornos de la columna vertebral, de caderas e inguinales. La columna se vuelve más flexible, mejorando el flujo de sangre a los nervios espinales, tonificando los órganos internos e incrementando los niveles de energía, aportando tranquilidad a la mente. Las torsiones son muy eficaces para aliviar dolores de espalda y de cabeza, así como la rigidez en el cuello y hombros. Mientras el tronco gira, los riñones y los órganos abdominales se activan y ejercitan, lo cual mejora la digestión y eliminan el aletargamiento.

Las torsiones actúan sobre el conjunto pelviano (articulación sacro-iliaca, pubis, articulación de la cadera) y en diversa proporción sobre las articulaciones vertebrales y articulaciones costales.

Las torsiones juegan un papel importante en el estiramiento de los músculos vertebrales, estos son pequeños músculos que regulan la posición de las vértebras durante los diversos movimientos. Estos músculos tienden a la anquilosis o endurecimiento por falta de ejercicio. La edad avanzada también es un factor de anquilosis, aunque puede contrarrestarse perfectamente mediante una gimnasia moderada como el yoga.

Las Torsiones bien combinadas con las flexiones, extensiones, relajación y respiración permiten mantenerlos en perfecto estado.

Explicaremos los beneficios de tres asanas pertenecientes a este grupo, así mismo te recordamos que la práctica de yoga debe estar acompañada de conciencia y sentido común, por tanto te recomendamos que te acerque a un profesor cualificado, para aprender a desarrollar las posturas y así más adelante poder desarrollarlas por tu cuenta.


Vakrasana (torsión sentado)


Vakra significa torcido. Esta postura se denomina a veces Marichyasana, dedicada al sabio Marichy, abuelo de Surya, dios del sol.

Beneficios:

  • Dota de gran flexibilidad a la espina dorsal hacia los dos lados y estira y revitaliza todos los músculos dorsales evitando tensiones y crispaciones.
  • Induce a la relajación profunda, aliviando todas las tensiones del sistema neuromuscular y sedando el sistema nervioso.
  • Ejerce masaje sobre todos los órganos de la cavidad abdominal. comprimiendo fuertemente el abdomen, afectando así benéficamente a sus órganos, bazo, riñones, etc.
  • Favorece la vejiga y, en las mujeres, los ovarios, así como la próstata en los hombres.
  • Combate la rigidez de los músculos de las piernas.
  • Mejora el riego sanguíneo al tronco.
  • Esta postura estira los glúteos.
  • Estira los ligamentos que sujetan las costillas a las vértebras.
  • Regula la función renal.
  • Revitaliza todos los pares de nervios espinales.

Jathara Parivartanasana

 
Jathara significa abdomen; parivrta (parivarta) retorcido.
Se caracterizan por el giro de la columna vertebral. En efecto, la torsión de la espalda puede efectuarse de acuerdo a múltiples posiciones (a veces se combina el giro con movimientos de flexión, otras con el movimiento de extensión).

Este tipo de asanas son fundamentales para trabajar los órganos abdominales como así también para fortalecer la columna vertebral y equilibrar el sistema nervioso.

  • Fuerte torsión de las articulaciones vertebrales lumbares y lumbosacra.
  • Suave torsión de las articulaciones vertebrales dorsales inferiores.
  • Acción sobre la articulación sacroiliaca.
  • Acción sobre la articulación de la cadera.
  • Estiramiento de la musculatura glútea.
  • Estiramiento del músculo piramidal.
  • Suave presión del interior abdominal.


Ardha Matsyendrasana

Ardha matsyendrasana toma su nombre sánscrito del gran sabio Matsyendra, uno de los primeros maestros de Hatha Yoga. Luego de las flexiones y de las extensiones de la columna, la media torsión espinal facilita un estiramiento lateral a todas las vértebras, músculos de la espalda y caderas. La mayor parte de asanas mejoran la flexión y la extensión de la columna, pero para que ésta llegue a ser verdaderamente flexible es preciso llevar a cabo ejercicios de torsión del tronco.

Beneficios:
  • Ayuda a mantener la columna elástica reteniendo su movilidad de lado a lado. Cada vértebra se rota en ambas direcciones.
  • Los ligamentos adjuntos a la columna también obtienen este movimiento por lo cual reciben una mayor irrigación sanguínea.
  • Este estiramiento lateral ayuda a aliviar el lumbago y el reumatismo muscular de la espalda y cadera.
  • Se tonifica y se da una mayor irrigación sanguínea a las raíces de los nervios espinales y al sistema nervioso simpático.
  • Se aumenta el líquido sinovial en las articulaciones por lo cual éstas quedan muy activas.
  • Se masajean los músculos abdominales. Se estimula en especial el intestino delgado. Esto ayuda a aliviar el estreñimiento y otros problemas digestivos. Se liberan toxinas del aparato digestivo.
  • Aumenta el apetito y el poder digestivo por estimulación de los jugos gástricos.
  • Ayuda a curar los desórdenes nerviosos y a obtener la paz mental.
  • Aumenta el prana (vigor y vitalidad)


Otras asanas de torsión son:


Marichiasana, (variante con brazos atrás)



Padma Ardha Matsyendrasana



Parivrtta Janusirsasana.