martes, 27 de diciembre de 2011

Los chakras, sus piedras y colores


LOS CHAKRAS, LAS PIEDRAS SEMIPRECIOSAS Y SUS COLORES

Los minerales nos ayudan, nos protegen, y están cargados de energía. Las piedras, se pueden sentir, cada una tiene su propia energía, la cual se transforma y cambia con las energías de quien las posee o del ambiente, sólo es cuestión de estar atentos y percibirlos.
Hay distintos tipos de minerales, y se puede equilibrar los chakras con ellos, para ello hay que saber elegir la piedra para cada chakra y una de las formas es guiarnos por el color de la piedra, la cual debe ser del mismo color del chakra. ¿Y porqué por el color?.

El color de los minerales:

El color de un material corresponde a las ondas reflejadas por este. Aunque suene complejo, este fenómeno nos da una idea de la importancia del color de los minerales, ya que este responde precisamente a la franja de energía en la que actúa el mineral. El color de un material está relacionado con sus propiedades físicas. La luz actúa en forma de onda electromagnética, la luz visible corresponde a una franja del espectro electromagnético de la luz. Cuando la luz incide sobre un material este absorbe parte de la energía de la luz, que corresponde a una longitud de onda determinada, reflejando el resto de la radiación.

Por todo ello a la hora de trabajar con minerales es importante no solamente tener en cuenta el tipo de mineral sino el color de este.

En la mayor parte de los minerales encontramos diferentes tonalidades que se deben a la composición química del mismo. Como ejemplo podemos poner la familia del cuarzo, que en su estado más puro da los cristales de cuarzo, con impurezas de hierro férrico nos de la amatista, pequeñas cantidades de titanio dan el cuarzo rosa, etc. Ello otorga a cada una de estas especies minerales diferentes propiedades.

Así pues para trabajar los chakras con las piedras semipreciosas nos dejaremos llevar por el color de cada piedra.
Hemos ordenado los colores en el orden de los chakras, desde el chakra de la tierra (primer chakra) hasta el de la corona (séptimo chakra):


1er. Chakra
Nombre: Muladhara. Raíz, Apoyo
Sus colores principales: Rojo y el Negro.


Rojo: El color rojo corresponde al chakra básico. El color rojo aporta energía, por lo que está indicado para fortalecer el cuerpo así como los aspectos mentales (voluntad, fuerza interior) que se quiera reforzar.
Correspondencia física: Órganos reproductores (ovarios, testículos) y próstata.




Negro: Los minerales de color negro, correspondientes al chakra de la tierra, nos ayudan a transformar las energías negativas en positivas, estando especialmente indicados para combatir miedos y para limpiar ambientes cargados de energía negativa. Uno de los minerales más útiles en este sentido es la turmalina negra, en la que además del color su estructura interna propicia la transformación de las energías negativas.
Correspondencia física: Ano, recto, colon.

Gemas: Ágata, jaspe rojo, granate, coral, hematites, turmalina negra, obsidiana, onix.
Elemento: Tierra.
Signo: Capricornio.


2do. Chakra
Nombre: Svadhisthana; ternura.
Su color principal: el Naranja.

Naranja: Corresponde al chakra sacro. El color naranja posee como el rojo la capacidad de energizar, pero por la fusión con el amarillo posee también la capacidad de equilibrar. Son muy útiles para fortalecer la voluntad en las personas que están dejando una adicción.
Correspondencia física: Abdomen, bazo.


Gemas: Ágata cornalina, piedra de luna, citrina naranja, calcita naranja.
Elemento: Agua (las emociones).
Signos: Cáncer y Escorpio.


3er. Chakra
Nombre: Manipura, Gema Brillante.
Su color principal: El amarillo dorado.

Amarillo: Corresponde al chakra del plexo solar. El color amarillo es el de la luz solar, el dorado. Por ello los minerales amarillos y dorados aportan energía y equilibrio, recargando energéticamente la zona donde se sitúen con una energía suave y reparadora.
Correspondencia física: Abdomen, intestino.



Gemas: Cuarzo citrino, ojo de tigre, aventurina amarilla, topacio amarillo, pirita, ámbar.
Elemento: Fuego.
Signos: Aries y Leo.


4to. Chakra
Nombre: Anahata, Sin roce.
Su color principal: es el Verde cuando se alinea con los chakras inferiores y Rosa cuando se alinea o vibra con los superiores.

 

Verde: Corresponde al chakra del corazón. El verde es el color de la fertilidad, de la vida. Aporta capacidad regeneradora a la parte del cuerpo sobre la que se sitúe. Colocados en la tierra de las macetas ayudan al crecimiento y desarrollo de nuestras plantas.
Correspondencia física: Corazón y pulmones.



Rosa: Corresponde al chakra del corazón superior. El color rosa es el color del amor y la amistad. Ayudan a transformar cualquier exceso de energía (enfado, ira) en la energía del amor. El más representativo de todos los minerales de color rosa es el cuarzo, rosa, que es la piedra del amor por excelencia.
Correspondencia física: Corazón y pulmones.

Gemas: Cuarzo rosa, aventurina verde (ó cuarzo verde o también venturina), turmalina rosa, kunzita, esmeralda, jade, ágata verde.
Elemento: Aire.
Signos: Libra y Tauro.


5to. Chakra
Nombre: Vishudda, Pontificación.
Su color principal: el Azul o Violeta.

Azul: Corresponde al chakra de la garganta. El color azul es el color del cielo, de la armonía y la paz interior. Ayuda a calmar estados de excitación, nerviosismo, ira. Por su capacidad de sosegar son útiles en cualquier estado de exaltación. Su correspondencia con el chakra de la garganta los convierte en cristales especialmente útiles para verbalizar las cosas que nos cuesta expresar.
Correspondencia física: Garganta, voz, tiroides.



Violeta /Morado: El color violeta es un color muy elevado, por lo que se puede utilizar prácticamente en todas las partes del cuerpo y para casi todos los fines. Tiene la capacidad de limpiar, regenerar y aportar energía. La amatista es uno de los cristales minerales más potentes de la naturaleza, que nos ayuda en cualquier tipo de tratamiento así como en meditación.

Gemas: Amatista, turquesa, aguamarina,  crisocola, lapislázuli.
Elemento: Éter.
Signos: Géminis y Virgo.


6to. Chakra
Nombre: Ajna, Percibir, conocer
Su principal color: Índigo y Violeta.

Índigo: Corresponde al chakra del entrecejo (tercer ojo). El color azul oscuro o índigo poseen las mismas propiedades sedantes que las de color azul claro, solo que además ayudan a potenciar la intuición y a despertar el tercer ojo.
Correspondencia física: Tercer ojo, cerebro.

Gemas: Sodalita, amatista, lapislázuli.
Elemento: Todos los anteriores, purificados.
Signos: Sagitario y Piscis.



7mo. Chakra
Nombre: Sahasrara, Multiplicado por mil.
Su color: Blanco, transparente, y Violeta.

Dorado, Blanco, Trasparente: Corresponde al chakra coronario superior. El blanco en sí mismo posee todos los colores, lo que significa que vibra en todas las frecuencias de la luz visible. Hay que diferenciar entre cristales blancos y trasparentes, ya que son los cristales trasparentes los que poseen la capacidad de emanar la más pura energía. El máximo exponente de la naturaleza es el cuarzo trasparente, que puede ser utilizado prácticamente para cualquier fin curativo y que emana elevadísima energía.
Los minerales no completamente trasparentes (como la calcita) o claramente blancos son especialmente útiles para limpiar y purificar, pero carecen de la elevada energía de los cristales de cuarzo o diamante.
Correspondencia física: Cerebro.
Gema: Cuarzo cristal, cuarzo transparente, calcita dorada, amatista, selenita, diamante.
Signo: Acuario.


UTILIZACIÓN:

Las piedras pueden usarse de diversas formas, desde la más simple, como llevarla en el bolso o en un colgante en el pecho, o en una pulsera, o bien hacer meditaciones con ellas, masajes o inclusive sesiones de Reiki, colocándolas sobre el chakra o chakras que queramos tratar.
Conseguirás equilibrio armonía y revitalización de tus energías.

Las piedras deben lavarse y cargarse de energía de tanto en tanto, (si trabajas con ellas debes hacerlo más a menudo)  si quieres saber algunas de las formas para hacerlo clica aquí.

A continuación compartimos una meditación que se puede realizar con cualquier piedra rosa para el chakra corazón:

MEDITACIÓN CON CUAZO ROSA

Siéntate en tu lugar tranquilo. Mantén la espalda recta, y sujeta un cuarzo rosa a la altura del corazón, en el centro del pecho. Al inhalar, llena el corazón de la energía purificadora del cuarzo. Aguanta la respiración, visualizando un rayo rosado que apunte directamente al centro del tercer ojo. Cuando llegue a la frente, exhala y proyecta mentalmente un rayo púrpura y rosado que alcance el corazón. Prosigue con el ejercicio durante un mínimo de once minutos. Sus efectos son extraordinarios. La meditación habrá purificado la mente y canalizado las emociones sumiéndote en un estado de equilibrio y serenidad.

Si quieres saber más sobre las piedras semipreciosas clica aquí.
Y si quieres saber más sobre los chakras clica aquí.


Sat Nam te saludo y me saludo en paz, amor, pureza, conocimiento y dicha, ya que son las características fundamentales del verdadero ser espiritual que somos.



También te puede interesar: