martes, 3 de enero de 2012

2da. Parte de Virgo - PERFECCIONANDO LA HUMANIDAD

Seguimos con la entrega de la evolución espiritual a través de los signos de Gururattan Kaur Khalsa. Hoy la segunda parte de VIRGO.




VIRGO - PERFECCIONANDO LA HUMANIDAD



LA ORGANIZADORA Y CURANDERA

La habilidad de Virgo para sintonizar con los detalles le hace una gran administradora y organizadora. Su habilidad para sintetizar los enredos de la mente y el cuerpo la convierten en una gran curandera, médico o cirujana. Hace falta esfuerzo y entrenamiento, pero Virgo se encuentra cómoda con ambos. Virgo le fascina la salud de forma innata. Virgo nos enseña que la salud es mucho más que la agilidad física y un bajo colesterol. La ciencia de la acupuntura y el estudio de los chakras y el aura nos llevan a un nivel de entendimiento distinto sobre el origen de las enfermedades.


YOGA Y MEDITACIÓN

Virgo nos ofrece distintas disciplinas incluyendo el yoga y la meditación para alcanzar un equilibrio e integración interiores. Descubrimos cual es nuestra singular contribución cuando alineamos cada parte de nosotros mismos. Cuando estamos en equilibrio y funcionando de forma óptima, no sólo sabemos que es lo que se supone que debemos hacer, tenemos la energía, salud y motivación para hacerlo. Además experimentamos una profunda satisfacción realizando todos los aspectos de nuestra tarea.

No es una sorpresa que el yoga y la meditación caen en el territorio de Virgo, quien posee la cualidad del compromiso y la apreciación por la perfección que inspiran a una a dedicar su vida a una disciplina espiritual.

El desarrollo de un sistema sensorial finamente sintonizado del que Yogui Bhajan habló este verano (ver edición anterior) es alcanzado a través de la práctica del yoga y la meditación.


SU CUERPO ES SU SANTUARIO SAGRADO

La odisea de Virgo es la de descubrir a su cuerpo como la punto de interacción entre sus realidades interiores y exteriores. Su cuerpo es su vehículo sagrado para crear magia, experimentar poder y emanar espíritu. Su cuerpo es un vórtice de energía que la hace un punto de poder en el planeta. Su cuerpo es un transmisor de energía luminosa que irradia al mundo y al universo.

Virgo conoce el importante papel que desempeña nuestro cuerpo para establecer nuestro lugar en el mundo. Cuando nuestros cuerpos están alineados con el orden cósmico, nuestra vida fluye con creatividad. Nuestro cuerpo es nuestro santuario sagrado donde podemos recordar quienes somos y porque estamos aquí en el planeta.

El principio de un nuevo milenio es un período muy potente durante el cual estar en vida. Virgo contiene algunos de los elementos claves para realmente experimentar nuestra vivacidad. Es nuestra CONCIENCIA despierta de la fuerza vital dentro de nosotros mismos lo que hace que nos sea posible acceder a nuestro pleno potencial, manifestar el cambio y realizar nuestros sueños. Es la concienciación del flujo del universo dentro de nosotros mismos lo que nos da esperanza, lo que nos empuja a seguir, lo que nos da el poder para transformarnos a nosotros mismos, a nuestras relaciones y a nuestros entornos. Virgo nos enseña que la clave de la transformación está dentro de nosotros mismos. Purificando y armonizando la energía de nuestro propio ser, abrimos los canales de nuestro vehículo físico, mental y emocional. Durante este proceso nos convertimos en un punto focal de energía que irradia luz y amor hacia el mundo. Virgo nos ofrece la tecnología para convertirnos en un faro que transmite curación a otros y a la Tierra.

Virgo es la sacerdotisa de la energía - física, emocional, mental y espiritual. Nos enseña cómo nuestra energía interactúa con la energía de nuestro entorno y del universo. Nos ofrece técnicas para purificar, equilibrar y cultivar nuestra fuerza vital. Durante el proceso transformamos nuestro cuerpo en un santuario sagrado para la encarnación del Alma. Nos convertimos en un vórtice radiante de luz curativa, protección y esperanza.

Virgo nos da la disciplina para consolidar nuestro propio sentido del ser y la discriminación para saber cómo interactuar con el mundo. Esto es una gigantesca tarea. Se necesita su poderosa mente discriminatoria para poder realizar el trabajo. No solo debe saber, debe incorporar dos verdades básicas en su cuerpo y mente.

1.      Todo y todos están hechos de energía que está en constante movimiento. Todo y todos son energía. El universo y todo dentro de él está en un continuo estado de evolución. Todo es una expresión de los patrones transitorios del remolino de energía[1]. Estamos inmersos en un océano de energía siempre-cambiante que está constantemente en movimiento.
2.      Todo esta interrelacionado. La separación no es posible. Es la separación interna de nuestros Seres lo que crea la ilusión de que estamos desconectados de otros, de nuestro entorno y del Universo.

El camino de Virgo la lleva a aprender que la ilusión de separación tiene graves consecuencias para la salud y la felicidad, tanto la individual como la colectiva[2]. Cuando Virgo establece una conexión y relación internas con su cuerpo, mente y emociones, su sentido consolidado del Ser automáticamente se extiende más allá de sus barreras personales hacia su entorno y comunidad y de hecho a la vivaz pulsación del universo.


DUALIDAD - SEPARACIÓN Y AUTONOMÍA

Virgo forcejea con una sensación de isolación, la cual es en el fondo isolación dentro de sí misma. Cuando establece una íntima relación con todos los aspectos de su ser, simultáneamente cultiva una sensación de interrelación con otros y su entorno.

La dualidad que Virgo debe afrontar es separación y autonomía. Ella se siente separada. El camino a la conexión es a través del territorio de la autonomía. Primero debe establecer un sentido de su propio ser autónomo - no con el objetivo de separarse aún más, pero con el entendimiento de que la conexión es una experiencia interior, no exterior. Su auto-definición debe incluir más cosas aparte de la identificación con su cuerpo físico. Su auto-definición debe penetrar la misma esencia de su ser.

Virgo empieza con la realización de que su cuerpo es una expresión de un complejo sistema de energía. Su cuerpo es más que un mero sistema de transporte para su mente. Está compuesto por una infinita energía en vibración y infinitas regiones de conciencia. Su mente y sus pensamientos son una de las regiones que impacta en la salud de su cuerpo. Sus emociones tienen su propia estructura emocional, produciendo un impacto en el bienestar de su cuerpo mucho tiempo después de que el impacto emocional ha sido experimentado. Su cuerpo físico continuamente refleja y es impactado por su estado de ser interior[3].

Virgo nos enseña que nuestro bienestar físico está determinado por cómo percibimos nuestros cuerpos en nuestros corazones. Nuestros cuerpos tienen conciencia. Su salud es un indicativo de cómo los alimentamos, cuánto los queremos, cuánta reverencia y gratitud mostramos por ellos. Dándole importancia revitaliza el espíritu viviente en nuestros cuerpos. Nuestros cuerpos responden tanto al descuido como a la amabilidad. Nuestra actitud determina si nuestros cuerpos se sienten como estructuras inertes o como vibrantes vehículos de rejuvenecimiento, renovación y regocijo.

Virgo nos enseña que nuestros cuerpos no sólo reflejan nuestros pensamientos y nuestras emociones. De un modo muy profundo nuestros cuerpos son el punto de interconexión entre nuestra Alma y el mundo. Nuestros cuerpos permiten y facilitan la interconexión entre nuestra esencia y nuestra expresión mundana. A través de este punto de interconexión, crecemos, evolucionamos, nuestro espíritu se despierta y ofrecemos amor a los demás.


VIRGO ADORMECIDA

La Virgo adormecida puede ser una hipocondríaca y usar sus frecuentes enfermedades para recibir atención. La Virgo adormecida puede que vaya de un médico a otro buscando una causa física de lo que es un reflejo de un desequilibrio interno. El clamor por la atención por supuesto es una táctica de distracción para evitar tomar responsabilidad por la situación que ella misma ha creado y un intento de cubrir la necesidad de una profunda labor interior.

La Virgo adormecida también puede estar obsesionada con estar saludable. A pesar de ello, ella expresa su comportamiento obsesivo, la negación es su fuerte. Su trabajo es una reflexión de su necesidad de supervivencia personal. Sus relaciones íntimas a menudo son elegidas para crear una falsa ilusión de realización emocional, es decir, para evitar su propia conexión interna con su ser.

La Virgo adormecida puede rodearse de desorden o ser compulsivamente ordenada. Si tiene una necesidad compulsiva de adquirir cosas, es un reflejo de un miedo al vacío, un miedo de no tener suficiente y un terror a los espacios vacíos[4]. La necesidad exagerada de orden y rutina es alimentada por un miedo a lo desconocido y un miedo al cambio. De cualquier manera la externalización obsesiva de la ansiedad interior produce comportamientos compulsivos que reflejan una inestabilidad mental.

Virgo se aferra a la forma exterior porque es incapaz de acceder a sus emociones, controlar su mente y desarrollar una relación saludable con su cuerpo. La Virgo adormecida intenta sustituir la alineación interior por el orden exterior. Siempre está intentando realizar ajustes en su entorno exterior.

La Virgo adormecida constantemente está frustrada por su situación de trabajo y se discute su utilidad para el grupo. A menudo está descontenta y resentida porque se siente como si estuviera malgastando su vida con tareas monótonas y sin sentido. Se siente prisionera de las circunstancias, de las cuales se siente incapaz de escapar. El aburrimiento de la rutina sin sentido, a pesar de todo, sirve como una llamada para despertar y recordarle de que es capaz de cosas mucho mejores.

La Virgo adormecida a menudo elige quedarse en el mismo aburrido trabajo porque tiene miedo de enfrentarse a lo desconocido. Al mismo tiempo, resiente la servidumbre, está aburrida por la monotonía y frustrada por el anonimato de su posición. Se quejará y quejará sobre sus condiciones de trabajo, la ineptitud de sus superiores y sobre cómo está trabajando demasiado. En verdad está eligiendo seguridad y familiaridad por encima de iniciativa y cambio. Resumiendo, tiene miedo de irse. Su miedo nace de sus propias dudas sobre quién es, su valor y ostentosamente su habilidad o calificaciones[5]. ¿A dónde iría? En sus racionalizaciones recurre a extremos - mejor vivir con la irritante frustración que lanzarse a las profundidades de los peores escenarios imaginables como sería el desempleo y el quedarse sin hogar.

Esta confrontación es exactamente su desafío. Virgo necesita desarrollar una habilidad. Pero no una habilidad cualquiera. Virgo necesita identificar la habilidad que la permita cultivar y expresar sus obsequios. La elección acertada de habilidad y un entrenamiento exterior apropiado requiere una alineación interior consigo misma y el propósito de su vida. La llave para salir de su propia prisión está dentro de ella misma.


VIRGO QUE ESTÁ DESPERTANDO

Enfermedad inexplicada, depresión, desempleo - las frustraciones son la llamada al despertar de Virgo. Sus cambios de humores y irritabilidad eventualmente la llevan a darse cuenta de que necesita comprender y desarrollar una relación con su propia psique, con su cuerpo y con su entorno. Debe investigar como su psique produce impacto en su cuerpo. Durante este proceso debe sintonizar su mente, emociones y cuerpo como un vehículo integrado para la expresión de su alma. Debe hacerse un instrumento de expresión y servicio divinos. SÍNTESIS es su base. Debe integrarse dentro de ella misma para poder ofrecerse a la comunidad.

El despertamiento de Virgo empieza cuando aprende que sus desafíos son internos, no externos. Su camino espiritual empieza cuando ella acepta que su curación es un proceso interno. Su camino incluye la exploración detallada de su cuerpo y la intrincada relación con su psique total. Su camino también debe incluir una detallada investigación sobre cómo integrarse en su comunidad. La psique de Virgo debe ser entrenada para ser el puente entre su cuerpo y el mundo. Debe entrenar su cuerpo para facilitar su alineación interior. Es la integración de su cuerpo, mente y emociones lo que la prepararán para servir el propósito más álgido del colectivo.

La Virgo que está despertando descubre que se siente enterrada por los dolores del mundo dado que ella es demasiado responsiva a las necesidades de los demás. Se hace sensible al hecho de que su naturaleza maternal absorbe negatividad de otros, la cual inconscientemente transforma en alguna forma de crisis existencial personal. Virgo debe aprender a ser responsiva a, pero no energéticamente responsable de, los dolores y forcejeos de otros. La compasión que está fuera de lugar lleva a la depresión, ansiedad y un sentido de impotencia e inefectividad[6]. Virgo debe aprender a dirigir su compasión a una acción dirigida y dejar el resultado en manos de un poder superior.

La Virgo que está despertando debe aprender a diferenciar entre lo que es necesario y lo que es desorden innecesario. Debe aprender a discriminar tanto mental como físicamente. Debe reconocer que confunde su mente con pensamientos innecesarios y desordena su casa con una materialidad superficial para evitar su miedo a la introspección y confrontar la oscuridad subjetiva dentro de ella misma. Su excesiva atención a los detalles externos es un muro protector que construye para esconder su ansiedad y que otros perciban su falta de perfección. La oscuridad subjetiva que teme es donde conectará con el poder cohesivo del Amor que ella ansía. Lo que evita es donde encontrará la perfección y la serenidad que tanto busca. El despertamiento de Virgo requiere que vaya más despacio, que esté en silencio, que medite y que se relaje.

Inicialmente la Virgo que está despertando es una crítica perfeccionista. Obsesivamente intenta purgarse de objetos y circunstancias innecesarias. Discriminatoriamente busca la mejor síntesis y solución para sus problemas y los de otros.

La Virgo que está despertando aprende a no sabotearse a sí misma. Cambia de resignarse a aceptar el desafío de encajar las piezas del puzzle de la vida de una forma satisfactoria para ella. Aprende de sus errores, en vez de verse abrumada por ellos. Acepta que su trabajo demanda y lleva su atención a proveer un excelente servicio. Su cambio de actitud, no sólo la ayuda a sobrevivir, sino que le ayuda a reclamar su poder y libera su habilidad para manejar todo lo que suceda con serenidad y fuerza interior.

La base de la Virgo que se está despertando es el Servicio. Ella quiere entender su papel en la sociedad y desear encontrar su lugar, donde puede dejar una marca y un legado.


VIRGO DESPIERTA

La Virgo despierta ha obtenido éxito en usar su cuerpo para alcanzar la integración interior de su mente, sus emociones y su intuición. La Virgo despierta es maestra de los cinco tattvas - tierra (cuerpo), aire(mente), agua(emociones), fuego(intuición) y espacio(espíritu). La materia, madre y forma son uno sólo en Virgo. A través de las lecciones del mundo material, Virgo manifiesta Luz a partir de forma. La Virgo despierta demuestra que materia y espíritu no son "sino una línea continua de expresión cósmica."[7] Virgo realiza esta verdad a través de la atención y la conciencia alcanzados a través de la reflexión interior, la meditación, el yoga físico y el karma yoga.

La Virgo despierta está en paz fluyendo entre plenitud y vacío. Tiene un fuerte sentido de ella misma. Está dispuesta y es capaz de acceder a niveles profundos de recursos mentales, emocionales y físico y sintetizarlos con su participación activa en el mundo. La Virgo despierta ha logrado fundir los tres mundo de la personalidad - mental, emocional y física - y los ha sintetizado en un Ser coherente que puede servir con verdadera humildad y gracia. Lleva su vida como un acto de devoción a la humanidad.

El abrigo y cuidado que ofrece es un reflejo del puro amor a la que ha tenido acceso en el centro de su ser. Ella ha descubierto que su pureza interior es el embrión de su Alma. La curación que comparte con el mundo es una expresión natural de su radiación y presencia magnética. Su personalidad infundida por su alma ahora encarna la ley de la atracción[8]. Ella atrae a sí misma las situaciones donde mejor puede servir, y sirve con un regocijo desapegado y devoción.



MEDITACIÓN PARA SINTONIZAR CON TU PUREZA Y GRACIA INTERIORES

La agudeza mental de Virgo (gobernada por Mercurio y la mente) nos ayuda a consolidar esta conciencia en todos los aspectos de nuestro ser.

Yogui Bajan enseñó esta meditación en el curso de Master´s Touch nivel II en Nuevo Mexico.

Siéntate con la columna erguida, manos en el regazo con los dedos entrelazados. El pulgar derecho está sobre el pulgar izquierdo y los otros dedos alternándose acordemente.

Repite en voz alta y monótona:

Yo dentro de mí mismo soy la pureza.
Yo dentro de mí mismo soy la realidad.
Yo dentro de mí mismo soy la gracia.
YO SOY el maestro del espacio.


Continua repitiendo esto en voz alta y monótona durante 5-11 minutos o más si lo deseas. Hazlo durante 40 días o más y haznos saber cómo te sientes después o mantennos informados a medida que vas avanzando. Puede ser que te descubras a ti mismo haciéndolo de forma automática durante el día o desees usarlo como una afirmación mental continua durante tus actividades diarias.


Si quieres leer la primera parte:


[1] Linn, p. 3.
[2] Linn, p. 4.
[3] Linn, p. 8-9.
[4] Oken, p. 196.
[5] Green, p. 45.
[6] Oken, p. 109.
[7] Oken, p. 199.
[8] Oken, p. 199.