jueves, 15 de marzo de 2012

DOSHA PITTA


Continuamos con la entrega de los 3 doshas, hoy explicamos:

DOSHA PITTA

Pitta es el principio de transformación,  la simbolizamos con el fuego y agua. El sistema digestivo es principalmente fuego o Pitta y transforma y controla los procesos de digestión física y mental al digerir y asimilar en todos los niveles desde comida hasta las ideas. “Pitta  como el fuego es intenso, caliente, ligero y sus cualidades de fluidez y liquidez derivan del hecho de que el Fuego está contenido en Agua, razón por la cual tiene la capacidad de digerir y transformar. El calor es el efecto colateral de la transformación. La intensidad del exceso de calor, produce irritabilidad en la mente y el cuerpo.”

Pitta gobierna la digestión, absorción y asimilación; por lo tanto, es responsable de la nutrición y de la transformación del alimento sólido que ingerimos y que luego se convertirá en energía y luz (aura). Controla el metabolismo, los jugos y enzimas, entre ellos la bilis juega un papel importante en la transformación de los alimentos. Pitta no es la bilis, pero si la fuerza que causa que emerja.

Predomina particularmente en el intestino delgado y en el hígado, donde opera el fuego digestivo. También se le encuentra en la sangre, y en el sentido de la vista que corresponde al elemento fuego. Pitta es responsable por todo el calor y la luz desde la percepción sensorial hasta los últimos niveles del metabolismo celular.

A nivel mental Pitta gobierna la razón, la inteligencia y la comprensión, es decir, la capacidad iluminadora de la mente, la cual puede percibir, juzgar y discriminar gracias al Pitta. La ira es la principal alteración emocional del Pitta, el cual es ardiente, nos calienta y nos ayuda a defendernos de ataques externos.

Experimentamos pitta a través de la temperatura de nuestro cuerpo, el lustre de la piel y el brillo de los ojos. También experimentamos pitta en toda sensación quemante o ardiente que aparezca en nuestro cuerpo. Un exceso de pitta e insuficiente kapha afectará y destruirá los tejidos.

Cualidades principales: Caliente, grasoso, ligero, intenso, fluido,  líquido.


Expresión física. 

El fuego como principio de transformación es el que describe la expresión física del tipo Pitta. Una característica que delata a las personas Pitta son los hombros anchos y la ambición. Le gusta comer a la misma hora irritándose si se retrasa. Se puede decir que hace sus tres comidas diarias y duerme sus ocho horas, y si no lo hacen se sienten mal. Es bastante decidido y camina rápido.

En general mantiene su peso, teniendo una estructura media, ni fuerte ni débil. Los músculos presentan desarrollo moderado. El cutis puede ser cobrizo, amarillento, rojizo o blanco. La piel es suave, caliente y menos arrugada que la piel del Vata. 

El pelo es delgado, sedoso, con tendencia a las canas y a la pérdida prematura. Los ojos son penetrantes y agudos. Las uñas son suaves. La nariz es aguileña y se enrojece con facilidad. El metabolismo es rápido, la digestión es buena y el apetito fuerte. 

Prefieren los sabores dulce, amargo y astringente y disfrutan las bebidas frías. El sueño no se interrumpe fácilmente y es de duración mediana. 

Producen grandes cantidades de orina y heces de olor penetrante. Tienden a la sudoración excesiva. La temperatura corporal puede estar levemente elevada y las manos y pies tienden a estar calientes. No tienen tolerancia a la luz solar al calor o al trabajo pesado. 


Expresión emocional y mental.

El fuego en su esencia más pura es Tejas, la flama de la inteligencia, el agni. Y esta inteligencia se manifiesta en los Pitta, quienes tienen esta excelente capacidad para entender todo lo que se les diga con facilidad. Planean, estructuran, organizan, determinan y esperan que todos los demás tengan esta misma capacidad. Son inteligentes, perceptivos y con amplia capacidad de discriminación. Poseen mentes agudas y ven el mundo de manera clara y sistemática. En desequilibrio, pueden convertirse muy impacientes con el otro, del cuál quieren demandar su misma  y personal capacidad; siendo lideres naturales, está misma desesperación puede llevarles a irrumpir en enojo, violencia, ira, y juicio hacia los demás. 

Sin embargo, el juicio mayor puede ser hacia si mismo, cuando algo no le ha funcionado como lo tenía planeado. Entonces puede ser su más duro juez. El Pitta, tiende al extremo.

El Pitta es sumamente pasional y sexual, le cuesta trabajo tomar tiempo para conocer a su pareja, con quien definitivamente prefiere tener un acercamiento íntimo lo más rápido que se pueda. Son “dominantes y creen en el juego justo”. Cuando se agravan, pueden ser crueles y arrogantes. Tienden a ser fanáticos de sus ideas y calculadores. Les encanta el lujo y el poder.

Poseen una fuerte voluntad y pueden ser impulsivos. Son buenos líderes pero pueden ser fanáticos o insensibles. Les gusta el uso de la energía y la fuerza y están sujetos a la argumentación y a la violencia. 

Los Pitta son buenos científicos y con frecuencia poseen conocimiento de mecánica y matemáticas. Les gusta trabajar con herramientas, armas o química. Poseen una mente indagatoria y son buenos investigadores. Pueden ser buenos psicólogos y tener excelente insight. Les gusta las leyes y el orden y comprenden el valor del castigo.

Son buenos oradores y convencen al hablar. Sin embargo, les puede faltar compasión y en ocasiones no ven los puntos de vista de los otros. Prefieren la jerarquía y la autoridad sobre el consenso y la democracia.


Desequilibrio de Pitta

Cuando tenemos un exceso de Pitta notamos desequilibrios en las partes del cuerpo que afectan a Pitta. Podemos tener diarreas, sudoración fuerte, sed intensa, hambre excesiva, cansancio, ira, mal aliento, hemorroides, nerviosismo, acidez de estómago y úlceras.

Un exceso de pitta puede producir granos y sarpullidos, calvicie e incluso ataques cardíacos motivados por el estrés. Una carencia de pitta puede provocar molestias intestinales.

Pitta es impaciente lo que puede provocar irritabilidad y mal genio cuando hay un desequilibrio. Puede tener momentos de mal genio y disconformidad consigo mismo.


Causas que agravan a Pitta:

  • Clima caliente y picante.
  • Comida grasosa y frita.
  • Comida, bebidas, especies muy calientes.
  • Hacer ejercicio a medio día o a media noche.
  • Competir.
  • Envidia.
  • Alimentos fermentados.
  • Ayuno prolongado.
  • Odio, enojo, envidia.
  • Agresividad.
  • Verano.


Síntomas físicos de agravamiento de Pitta.

  • Acidez.
  • Erupciones en la piel.
  • Diarrea.
  • Ojos rojizos o amarillentos.
  • Mareo.
  • Infección e inflamación.
  • Ulcera, gastritis, colitis.
  • Acne.
  • Olor acido.
  • Mareo y desmayo.
  • Fiebre.
  • Anemia.
  • Vomito.
  • Color amarillo en la piel.
Equilibrar a Pitta

“Moderación”, es la palabra clave para el Pitta.  Debe buscar la moderación en todo lo que hace, en lo que come, en sus emociones, en su exigencia hacia si mismo y hacia el otro. y no estresarse mucho en el trabajo, dedicando tiempo al ocio. Debe disfrutar de la belleza de la naturaleza. No debe abusar de los estimulantes como alcohol o el café. Los retos y desafíos están muy bien, pero los pitta no deben exigirse demasiado. 

El Pitta deberá de procurarse un ambiente en donde este fresco. La vida en la ciudad con clima fresco, la montaña, o lugares de clima frío.
La brisa del aire  y las bebidas frías le ayudarán a disminuir su intensidad emocional. Nada más recomendado para ellos, que salir a tomar un paseo nocturno a la luz de la luna llena.

En cuanto a las actividades físicas, han de tener cuidado del modo en el que realizan el ejercicio físico. El Pitta quiere “ser el mejor” en lo que haga. Si le gusta correr estará obsesionado por tener el mejor tiempo; o ser el mejor en físiculturismo o en su práctica de yoga pensará en tener la técnica perfecta para hacer la postura más complicada. Y en realidad, lo que el Pitta requiere es una práctica de yoga suave, o practicar un deporte que le refresque como velear, nadar. 

Es recomendable que practiquen técnicas de yoga en donde se sientan refrescados y relajados al término de su práctica.

Han de usar colores refrescantes como el verde o el azul, ya sea para vestir o para pintar sus casas o habitaciones. La sábila fresca es un alimento que pueden ingerir regularmente para erradicar el exceso de calor en el estómago y en el hígado.

La plata y la piedra de la luna en lugar del oro para adornar y equilibrar su dosha son recomendadas. Tratar de propiciar la calma, la tolerancia, la paciencia y la paz en sus vidas es fundamental para el Pitta.
“Ponerse en el lugar del otro” y practicar el yoga de la devoción, generosidad y gentileza hacia el otro, será un modo para que el Pitta pueda abrir su corazón y desarrollar un verdadero estado de gozo y dicha.

Esencias como la lavanda, el sándalo, la rosa y el jazmín, le ayudarán a liberar el estrés en tiempos de crisis.

Sobre todo han de practicar el vivir el momento presente y rendirse a las cosas que suceden en la vida.


La alimentación para Pitta

Debido al exceso de calor que hay en su cuerpo y en su sangre, a los pitta les conviene enfriar su sistema digestivo con alimentos crudos, ensaladas, evitando lo máximo las comidas muy calientes. El sabor amargo le viene muy bien, así como el dulce y el astrigente que le ayudará a regular su temperatura corporal. Debe evitar los sabores picantes, agrios y salados, así como las comidas demasiado grasientas y especiadas. Aunque hace bien la digestión es preferible evitar las carnes rojas ya que le dan calor, tendiendo hacia una dieta vegetariana. Las hortalizas y legumbres les viene muy bien, y la pasta y el arroz les dará la energía que tanto necesita su actividad diaria.


Alimentos recomendables para Pitta

FRUTAS
Recomendados: (dulces y maduras) aguacate, cereza dulce, melón, piña, ciruela dulce, higo, coco, mango, pera, sandía, uva, manzana, dátiles, naranja dulce, granada, ciruela pasa, guayaba, pasa de uva.
Evitar: (acidas y verdes) ciruelas ácidas, melocotón ácido, manzana verde,  arándano, caquis, kiwi, limones, banana, piña acida, pomelo, uva verde.

HORTALIZAS
Recomendados: (dulces, amargas, de hoja) apio, berro, zanahoria cocida, boniato hecho puré, espárrago, pepino, chaucha, calabaza, calabacín, guisantes, brotes, perejil, coliflor, col, coles de Bruselas, brócoli, lechuga, escarola, patatas, pimientos, pepino, puerro, espinaca cocidas, champiñones,  hinojo, aceitunas negras, acelga, cebolla cocida.
Evitar: (picantes, ácidos) ajo, espinaca cruda, berenjena, tomate crudo, cebolla cruda, aceitunas verdes, espinaca cruda, nabos, puerros, rabanitos, zanahorias crudas, pimientos picantes.

CEREALES
Recomendados: (dulces) trigo, avena cocida, arroz blanco, cebada, cereal seco, salvado de trigo o avena, harina de trigo integral fina, seitan (proteína del trigo), amaranto.
Evitar: (calientes y livianos), maíz o polenta, centeno, muesli, trigo sarraceno, mijo, salvado (de cualquier origen), avena seca, pan o harinas leudadas.

LEGUMBRES
Recomendados: todos, soja, guisantes, lentejas, tofu, leche de soja, otros porotos.
Evitar: lentejas rojas, salsa de soja, miso.

LÁCTEOS
Recomendados: dulces, ghee, manteca sin sal, crema de leche, leche de vaca, quesos (mejor blandos, frescos, sin sal), yogurt (diluido y fresco), ricota, queso de cabra fresco, sin sal, helados (eventualmente).
Evitar: quesos duros, yogurt (sin diluir, sin especias), manteca salada.

ALIMENTOS ANIMALES
Recomendados: (Nota: el consumo exagerado de productos cárnicos es nocivo para la salud) pechuga de  pavo y pollo, pescado de río, clara de huevo, conejo.

Evitar: carne vacuna, de cerdo en general (fiambres y embutidos), cordero, muslos de pollo o pavo, pescado de mar, yema de huevo, mariscos, pato, atún.

NUECES Y SEMILLAS
Recomendados: almendras, coco (con moderación), semillas de calabaza, girasol o lino, halva, psyllium (zaragatona). 
Evitar: sésamo, pasta de sésamo, pororó.

ACEITES, CONDIMENTOS Y ESPECIAS
Recomendados: aceites de girasol, oliva, lino y soja, ghee, condimentos refrescantes, brotes, cilantro y chutney dulce, especias (albahaca fresca, azafrán, canela, cardamomo, comino, coriandro, cúrcuma, hinojo, jengibre fresco, menta, pimienta negra (eventualmente).
Evitar: aceite de almendras, maíz y sésamo, chocolate (todas las formas), especias calientes y picantes (pimientas de cayena, ajo, anís, albahaca seca, anís estrellado, clavo de olor, jengibre seco, laurel, mostaza, melisa, nuez moscada, orégano, pimentón, romero, sal tomillo, salvia.

BEBIDAS Y EDULCORANTES
Recomendados: bebidas frescas no estimulantes, jugos de frutas recomendadas, tés de hierbas amargas y refrescantes, zumo de aloe, cerveza, edulcorantes (fructuosa,  jarabe de arce, jugo de caña de azúcar desecado (azúcar natural).
Evitar: bebidas con cafeína o alcohol (vino, otras bebidas alcohólicas), gaseosas, café, mate, té negro), bebidas heladas, jugos de verduras mezcla, jugos de frutas no recomendados (acidas), leche chocolatada, te de hierbas picantes o calientes, azúcar (refinado, melaza y miel).

SUPLEMENTOS
Vitaminas  “A” y “D”, levadura de cerveza seca, spirulina, minerales (calcio, magnesio y zinc) Jugo de aloe.

 
También te puede interesar: