lunes, 19 de marzo de 2012

El Sonido, los mantras védicos y el Ayurveda

El Sonido, los mantras védicos y el Ayurveda


Los sonidos primordiales de los mantras y los cánticos védicos son instrumentos poderosos para crea salud. Existe un principio ayurvédico que plantea que el sonido es la expresión primaria de la conciencia y, por ende, su manifestación más potente.

Hace miles de años, los grandes rishis o sabios de India conocieron en su propia conciencia los ritmos y las melodías del Veda. El Veda es el conocimiento puro presente en la fuente de la naturaleza.

La base del sonido es el silencio. En efecto, el sonido no es más que el silencio de la conciencia pura cuando deja de ser silenciosa. Es la primera manifestación del Ser y, por tanto, el camino más rápido para volver al Ser.

En su aspecto más sutil, el sonido es la vibración primordial a partir de la cual evoluciona toda la creación. En realidad, todas las formas existen primero como sonido o vibración, y todo sonido produce formas en algún nivel. En otras palabras, todas las cosas no son más que sonido primordial, o energía vibratoria, expresado en formas cada vez más densas y manifiestas.

Los sentidos son básicamente “instrumentos” afinados de acuerdo con estos niveles de vibración. El pensamiento, una forma de sonido, es el nivel vibratorio más sutil.

El sonido es el más sutil y poderoso de los sentidos, y en su forma mental es el camino más directo para llevar a la mente de regreso a su fuente, en el campo silencioso de la conciencia pura.

El oído humano detecta una gama determinada de sonidos dentro de un espectro que es 5 veces menos que la que detecta un delfín o un murciélago.

Hay dos tipos de sonidos.  Los tocados (shruti) que claramente son audibles por el oído físico y los no tocados (veda) que son los sonidos audibles desde el silencio de la conciencia. Los sonidos no tocados se escuchan en estados de profunda meditación y el mantra es un vehículo para este tipo de sonido interno.

Una de las funciones clave del mantra en la meditación es llevar la atención hacia adentro gracias a su naturaleza primordial, a fin de facilitar el proceso de trascender. Siendo la vibración primordial a partir de la cual se derivan todas las demás formas, el sonido tiene el poder de influir sobre los demás planos de la creación. Por consiguiente, es la más potente y sutil de todas las energías curativas.

Los sonidos tocados se escuchan cuando sus ondas viajan por el aire y son detectadas por el tímpano.

Según el Ayurveda, gracias a la resonancia, el sonido afecta a la piel y al cuerpo a través de receptores sutiles sensibles al sonido localizado donde se encuentran muchos puntos marmas (alrededor de músculos, ligamentos, tendones, articulaciones).

Y la resonancia es un estado de vibración amplificada que se produce cuando un medio es golpeado por un estímulo sonoro externo de frecuencia igual o similar a la frecuencia del medio. La interacción de fuerzas iguales o similares intensifica el sonido subiéndole el volumen.

Es obvio que oímos y respondemos al sonido a través del cuerpo y no solamente de los tímpanos. Además los efectos que experimentamos varían en función del tipo de sonido.

Según el Ayurveda todo sonido emana del silencio pleno. Es el silencio que está detrás de la diversidad de toda la creación. La creación tiene el sonido ONG y la energía en estado puro y potencial sin movimiento tiene el sonido OM.

El Gandharva Veda, uno de los aspectos del Veda, describe la forma de aprovechar el poder armonizador de la música. En la literatura védica, los gandharvas eran los cantantes y músicos encargados de entretener durante banquetes celestiales. Estos músicos desarrollaron ragas específicas para equilibrar los ciclos diarios y estaciones de la naturaleza y también para avivar o calmar los fenómenos naturales como las condiciones del clima.

El antiguo sabio Bharata, enseñaba como los seres humanos somos capaces de producir los sonidos primordiales, y como la voz humana es el primer “instrumento”, todos los demás instrumentos y artes deben emular la voz humana.

La raga, es la forma clásica de la música india, se desarrolló a partir de la idea de que la voz humana es ese instrumento esencial y que todas las artes deben emanar de sus formas. El sonido único de la raga se deriva de esa visión unificada de la naturaleza descrita en el Veda. Se construyen alrededor de un swara o expresión sostenida de un solo sonido o una sola nota, la cual confiere a esta música su calidad y su ritmo repetitivo. En la cultura védica esta es la música de las esferas.

El objetivo de la raga es expresar la unidad subyacente de todas las cosas de la creación. Así, la estructura de la raga es más circular porque explora una y otra vez la misma nota desde todas las direcciones posibles, a fin de evocar una emoción o un estado de ánimo determinado. La ausencia de un patrón rígido ejerce el efecto de “desacondicionar” la mente y ayudar a alinear la conciencia individual con la conciencia universal.

En la secuencia de sonidos que componen la melodía de la raga se encierran los ritmos de la naturaleza. Estos ritmos, o leyes naturales, son obviamente diferentes al alba, por ejemplo, de lo que son al medio día o en el ocaso. Lo mismo se aplica a nuestros ritmos biológicos, los cuales están ligados también al pulso cósmico.

En el Gandharva Veda, el día se divide en ocho segmentos de tres horas. Interpretando o escuchando las ragas a las horas indicadas del día, igualamos nuestras energías internas con los ritmos cambiantes de la naturaleza a fin de equilibrarnos y, al mismo tiempo, restablecer la armonía del ambiente.

Es así como el Ayurveda recurre a los efectos de determinados sonidos para equilibrar la psicofisiología. Y lo hace con la música y con los mantras.

La descripción del proceso mediante el cual el sonido no tocado de la naturaleza se convierte en sonido tocado a través de la voz formando el mantra aparece en el tratado  védico  Panini Shiksha.

Y al hablar de los mantras y los vedas, no podemos no hacerlo del Gayatri Mantra, prescripto en los Vedas (Rig Veda III,62,10). El rishi Vishvamitra fue quien lo recibió y dio a conocer, es el sonido maravilloso que regula a todos los seres y a todas las cosas, que sostiene todos los mundos eternamente. Posee a su vez una métrica, compuesta por veinticuatro sílabas en tres partes de ocho sílabas cada una. La repetición de este mantra 108 veces al amanecer, 32 veces al mediodía y 64 veces al atardecer da como resultado una valiosa protección para que todas nuestras acciones se encuentren en el camino correcto (Dharma).

El verso Gayatri es una adoración a Savítri (el dios del Sol, estimulador y vivificante) como generador, por eso también a esta oración se personifica como Sãvítri (hija del dios del sol), esposa del dios creador Brama y veda mata, la madre de los Vedas.

El Gayatri Mantra está dirigido a la energía del sol como Dios Sol, a su inmanente y trascendente divinidad. Este mantra tiene infinita potencialidad. Es una fórmula llena de vitalidad y vibración. Tiene un inmenso poder, el del sol, que es la deidad que lo preside y le otorga una energía y poder extraordinario que realmente asombra.

Etimológicamente la palabra Gayatri proviene de Gayat: cantar con el alma y de Tri (trana): liberación. Gayatri significa entonces: Cantar con el alma la liberación.

Gayatri significa aquello que salva cuando se repite, aquello que redime, que libera, que protege a quien lo canta.

En la tradición, cada deidad ha tenido un Gayatri particular. Es decir, un mantra realizado en la misma métrica que invoque y comunique al individuo con la deidad de su devoción, protegiéndolo y revelando el conocimiento y naturaleza de la verdadera identidad.

El mantra Gayatri es:

Om Bhur Bhuvan Svaha
Tat Savitur Varenyam 
Bhargo Devasya Dhimahi 
Dhiyo Yo Nah Prachodayat

Se dice que esta Plegaria Universal pide un intelecto claro para que la Verdad pueda reflejarse en él sin distorsión.

Es hermoso y lo puedes escuchar en el siguiente video:




Como planteábamos al inicio de esta entrada, el sonido es la primera manifestación del Ser y, por tanto, un camino muy eficaz para volver a él.

Hay mantras para lograr diversos fines, pero en general, podemos decir que todos ellos tiene el mismo objetivo: “desacondicionar” la mente y ayudar a alinear la conciencia individual con la conciencia universal.

Fuentes: 
·          Ayurveda: las mejores técnicas para conseguir una belleza verdadera. 
Pratima Raichur
·          "La voz y la vibración sonora",