martes, 6 de marzo de 2012

ESCORPIO- RENACIDO UNA Y OTRA VEZ

Siguiendo con las entradas sobre  la evolución espiritual del ser, por medio del camino de cada uno de los signos zodiacales escritos por Gururattan Kaur Khalsa, esta vez compartiremos la primera parte de ESCORPIO:
Esperando que sea de utilidad en el sagrado camino del desarrollo del ser


ESCORPIO- RENACIDO UNA Y OTRA VEZ

En su búsqueda por la integridad el ser del nuevo milenio se beneficia de la energía de todos los signos del zodiaco. Cada signo es un aspecto de nuestra búsqueda espiritual.

El Sol atraviesa el firmamento de Escorpio del 23 de Octubre hasta el 21 de Noviembre. Este es el mejor momento para acceder a la energía de Escorpio y aprender sus lecciones. La Luna Nueva en cualquiera de los signos es el momento idóneo para fijar objetivos e intenciones con respecto a esa área de nuestras vidas para el año siguiente. Escorpio nos provee de opciones profundas, que pueden transformar nuestras vidas.


MISTERIO O MAESTRÍA

Ningún otro signo nos confronta más con el misterio que Escorpio. Pero tampoco ningún otro signo nos ofrece tantas posibilidades de maestría. Cada signo del zodiaco simboliza un aspecto específico de la lucha humana hacia una conciencia más elevada y la eventual manifestación del Amor en forma humana. Cada signo encarna una energía específica que nos provoca a la vez que nos asiste en nuestro sendero.

Escorpio es un signo de Agua, lo cual significa que encarna la energía emocional. Difiere significativamente de los signos de Tierra-Tauro, Virgo y Capricornio - los cuales encarnan la energía física que puede ser vista y reconocida como objetos materiales y resultados. La energía emocional y las motivaciones de los signos de Agua- Cáncer, Escorpio y Piscis- permanecen por debajo de la superficie de la conciencia en el inconsciente. La energía de los signos de Agua es elusiva y misteriosa. Uno demasiado a menudo no es conciente de las frustraciones emocionales, deseos y necesidades que impulsan las acciones de cada cual. Son los signos de agua los que nos enseñan a contactar con nuestra naturaleza emocional para poder acceder a la naturaleza instintiva de nuestro comportamiento. Debemos desarrollar una relación con nuestro cuerpo emocional para poder superar sentimientos de aislamiento y vulnerabilidad y poder desarrollar una sensación interior de seguridad.


MUERTE Y RENACIMIENTO

Escorpio es el único signo del zodiaco que tiene la transformación incorporada en su simbología. Escorpio no solamente es representado por el escorpión, pero también por la araña, el águila y el fénix. Cada uno de estos tres últimos representa una fase en su sendero espiritual. Como expliqué en "El Balanceo de Libra" hay tres fases generales de la evolución del Alma en el cuerpo humano. Alan Oken se refiere a estos tres niveles de conciencia como;
  1. guiado por la personalidad
  2. despertando a la relación Alma-personalidad y
  3. guiado por el Alma.[1]
Yo me refiero a estas tres fases de evolución como
  1. Adormecido
  2. Despertando y
  3. Despierto.
Escorpio tiene estas tres fases expresadas en su simbología.

Escorpio descarta lo viejo, para poder dar la bienvenida a lo nuevo. Pero no es capaz de dejarlo ir con facilidad. Escorpio es un signo de ideas fijas, lo cual significa que es tenaz y no cambia con facilidad. Debe penetrar al núcleo del problema en cuestión. No sólo debe llegar al fondo de la cuestión, sino que también debe exponer la causa y por ello la Verdad. Escorpio penetra al punto cero - el sitio donde la muerte ya ha ocurrido y la creación todavía no ha comenzado. Escorpio debe asegurarse de que realmente está muerto para poder estar preparado para renacer de nuevo. Escorpio insiste en comenzar con tabla rasa.
Escorpio es destructivo sólo visto del punto de vista de que es inherentemente transformador. El Escorpio adormecido debe morir o si no sufrirá una muerte lenta y agonizante. Los problemas de Escorpio están atormentándole todo el tiempo. Algunos de los otros signos parecen tener tiempo para tomarse un momento de respiro. Esto no es el caso de Escorpio. Su intensidad rara vez, si alguna vez sucede, es disminuida. La buena noticia es que a medida de que es renacido, su intensidad se ve transformada hacia magnetismo, carisma y fuerza interior.


EL SENDERO DE ESCORPIO

Cada signo astrológico tiene su singular camino evolutivo en la odisea desde la oscuridad hacia la Luz. El sendero de Escorpio desde la muerte hacia la Inmortalidad es uno de los más intensivos porque Escorpio está decididamente cometido a redimir su ser inferior y encarnar su Ser Superior. Escorpio ha elegido librar la batalla y ganarla. El sendero de Escorpio consiste en alcanzar Armonía a través del Conflicto[2]. El triunfo de Escorpio viene cuando es capaz de integrar con éxito su Alma dentro de su personalidad y usa los poderes resultantes para el beneficio de la humanidad.

El Escorpio adormecido usa su energía de forma egoísta y destructiva. Dado que no experimenta su propia luz y vitalidad, debe tomar vida de otros. Usa su energía magnética para atraer a otros hacia su telaraña y poder usar sus recursos para sus propios fines. En su oscuridad, busca la destrucción de otros. Pero su danza de la muerte eventualmente termina siendo auto-destructiva. Cuando ha creado suficiente dolor auto-inflingido, es obligado a despertarse o morir.

El despertamiento de Escorpio comienza cuando se da cuenta de que está obstaculizando su propio camino. La odisea espiritual de Escorpio empieza cuando se mira en el espejo y declara "Es mi ser subconsciente y ningún otro el que está impidiendo mi progreso. Doy la bienvenida a los desafíos y libaré las batallas que me librarán de mi ignorancia y me unirán con la Verdad." El Escorpio que está despertando inicia sus pruebas y procesos por cuenta propia. Crea circunstancias donde es confrontado con ineludibles e inevitables desafíos. El propósito de sus desafíos es obligarle a sacrificar su ser inferior a favor de su Ser Superior, su ego a favor de su Alma[3]. Los conflictos deben ser creados, batallas deben ser libradas y la oscuridad debe ser expuesta para que Escorpio pueda emerger triunfante en la luz de su propia conciencia[4].

La mayoría de este artículo trata sobre el Escorpio que está despertando. Con la paciencia y el brillo interior del Águila, reconoce la futilidad de las batallas generadas por el ego y se comete a las pruebas y procesos que le llevarán a su propia liberación.

El Escorpio despierto se ha transformado a si mismo de Águila a Fénix. En la adversidad ha encontrado Amor. A través del conflicto inevitable, ha alcanzado la paz. En la batalla, ha reclamado su fuerza vital y conciencia superior. Ahora está preparado para dedicar sus fuerzas magnéticas y curativas para trabajar con otros por el bien común y un nuevo orden mundial.


LA ENERGÍA DE ESCORPIO

Uno de los secretos de Escorpio es su habilidad de dirigir su energía y concentrarse en su objetivo. Su inigualado poder del "ojo de águila" le permite despejar el camino, sabiamente usando cada átomo de su energía para perseguir su objetivo imaginado sin dejarse intimidar. Dado que Escorpio es un signo de agua, su energía está siempre fluyendo. Está en movimiento, se aleja y fluye a través de los obstáculos[5]. Escorpio es un profundo río cuya voluntad está determinada y cuyo caudal es invariable. Las aguas de su cuerpo emocional están resolutamente dedicadas a enfrentarse a cada desafío. Ganará la batalla dentro de su propia conciencia y emergerá como un Decidido y Mordaz Discípulo preparado para los maestros y enseñanzas de Sagitario[6].

Por naturaleza Escorpio atrae entornos que involucran su personalidad en batalla. Es una batalla dentro de él mismo para eliminar y deshacerse de formas de pensar y creencias limitadoras, que mantienen su energía emocional encadenada a falsos deseos e ilusiones. A medida que Escorpio se individualiza y separa de la conciencia de masas, desempeña un importante papel en despejar y preparar la conciencia colectiva para una mayor armonía y una evolución conciente.

Escorpio ejemplifica cómo la psique personal debe ser transformada para prepararse para la transformación colectiva. Los nuevos arquetipos sociales e inventos que Acuario está intentando crear sólo puede ocupar su debido lugar si pueden ser sostenidos en la conciencia de los individuos que forman el colectivo. Escorpio es el campo de batalla interno entre el viejo y el nuevo orden. Es en el territorio Escorpiónico y a través de desafíos Escorpiónicos que el sentido del giro de la rueda es invertido y da lugar a la dinámica de una conciencia más evolucionada.


EL TERRITORIO DE ESCORPIO

El territorio de Escorpio es la psique, la mente subconsciente y el cuerpo emocional. Escorpio significa secretos oscuros y profundos, heridas y terapia. En el cuerpo humano, es el territorio del chakra segundo o sexual y el plexo solar.

El Escorpio adormecido vive a la sombra del miedo. Como un pez en el agua, cuando está adormecido, no es conciente del penetrante trauma psíquico que habita en cada célula de su ser. Sabe que está atormentado, pero no sabe el porqué. El sendero del Escorpio que está despertando consiste en traer este PORQUÉ hacia una atención conciente. Cada vez que se hace conciente de uno de los miedos que le controlan , ese miedo muere, es transformado en poder y un nuevo ser nace. Este proceso de entablar amistad con y enfrentarse a sus dragones emocionales es un proceso que dura toda la vida para Escorpio. Pero ningún signo está destinado a sufrir para siempre. La curación del Escorpio despierto es tan dramática como sus desafíos, a medida que reclama sus regalos provenientes de la basura y vuela hacia la victoria.


EL CUERPO EMOCIONAL

Escorpio debe averiguar qué está pasando en su cuerpo emocional. Entonces debe concientemente hacer las paces con su cuerpo emocional. Esto es una sobrecogedora tarea por varias razones;
1.      Nuestra cultura nos enseña a ignorar, suprimir y condenar nuestras emociones.
2.      Los senderos espirituales tradicionales son similarmente inútiles en el mejor de los casos y destructivos en el peor. Las emociones son relegadas a categorías despectivas de falsos deseos e inductores de Maya. Resumiendo, nos enseñan que las emociones son un obstáculo en nuestro sendero espiritual. Lo que bloquea nuestro camino son las distorsiones de nuestra energía primordial y las historias que nos inventamos sobre el qué nos haría felices.
La idea de que nuestras emociones podrían ser una parte integral y de hecho crítica de nuestro sendero espiritual es generalmente hablando un concepto ajeno. ¡La energía emocional es nuestra energía vital! Gary Zukav, autor de "The Seat of the Soul" afirma que las emociones son el campo de fuerza del Alma. También declara que nuestro sendero espiritual comienza cuando empezamos a sentir nuestras emociones.
3.      Las emociones no son verbales. Repito: NO-VERBALES. Si pensamos sobre nuestros disgustos emocionales estamos intelectualizando nuestras emociones. Debemos aprender a distinguir entre la energía de las emociones y los dramas de trauma mental. El entendimiento de Escorpio es un proceso emocional, no mental. Un profundo (¡Para Escorpio tiene que ser profundo!) entendimiento de nuestros traumas emocionales es un elemento esencial para nuestro proceso de curación. Pero exponer las raíces del problema no es suficiente para nuestra curación.

Las explicaciones mentales nos pueden llevar a complejos de víctima, racionalizaciones de comportamiento disfuncional y otros destructivos devaneos mentales que solamente nos entierran en fosos más profundos y añaden tormento a nuestra confusión. Muchos (quizás todos) senderos espirituales tiene algún aforismo que se podría traducir como- El Entendimiento es el premio Gordo. Lo importante es que si nos detenemos en el nivel de la explicación, nunca tenemos acceso al componente emocional. Si nos detenemos al nivel de la mente, nunca tenemos la experiencia. Si nos detenemos en nuestros pensamientos, nunca experimentamos nuestro Ser Instintivo.


LAS EMOCIONES SON SENTIDAS

No importa cuanto meditamos, nadamos, corremos o hacemos ejercicio, nuestras emociones no van a desaparecer. ¡Tampoco desearíamos que lo hiciesen! Las actividades anteriormente mencionadas nos ayudan a administrar nuestra energía emocional y llevarnos a un estado donde los podemos integrar en nuestra conciencia. Sin embargo, la única manera de desarrollar una relación con nuestras emociones es SENTIRLAS en nuestro cuerpo. Durante este proceso conectamos con nuestra energía de Alma primordial e instintiva.

Sobre las emociones no se piensa. Debemos experimentar nuestras emociones. Debemos sentir nuestras emociones. Debemos ser concientes de nuestras emociones. Las emociones son integradas en nuestra conciencia a través de las sensaciones en nuestro cuerpo. El problema básico es que sentir nuestras sensaciones en nuestro cuerpo al principio es una experiencia que asusta mucho y nos hace sentir incómodos. Lo evitamos a cualquier precio. Y el precio es muy alto. Cuando el precio es más alto del que podemos soportar - tormento
mental, enfermedad física, ruina financiera, alienación emocional de otros - nos sometemos al inevitable viaje hacia el foso de nuestra propia psique. Cuando nos damos cuenta de que cualquier miseria que hayamos atraído es por nuestra labor, nos volvemos lo suficientemente humildes para empezar el sendero Escorpiónico hacia la liberación.

Lo que no sentimos es a la vez nuestro tormento y nuestro maestro. Lo que sentimos es tanto nuestro poder como eventualmente nuestra paz. Nuestra energía emocional, expresada como frustración y stress es poder en potencia. Nuestra ira es luz potencial que nos impulsa a actuar. Nuestro miedo es energía potencial. Nuestra tristeza es dicha potencial.

Tarde o temprano el Escorpio que está despertando se da cuenta de que está sufriendo un agotamiento emocional, no físico. Descubrir la fuente de dolor emocional se hace algo imprescindible. Sanar el cuerpo emocional se convierte en su misión.


EMOCIONES SON LA SUSTANCIA DEL ALMA

Las emociones son la sustancia del plano astral. El plano astral se encuentra entre el plano físico y el plano espiritual. Si queremos atraer las golosinas tenemos que entablar amistad con lo astral, que está gobernado por Escorpio y Plutón, Dios del submundo. Escorpio y Plutón nos enseñan cómo espiritualizar la materia y cómo materializar el espíritu. Podemos permanecer en dicha espiritual durante cortos o largos periodos de tiempo. Podemos estar absortos en actividades del plano físico. Pero no podemos disponer de ambos, a menos que dominemos lo astral, el cual es el puente entre los dos mundos.

¿Alguna vez te has preguntado por qué no has podido mantener esa dichosa sensación que alcanzas durante la meditación? ¿Alguna vez te has preguntado por qué es tan difícil mantener la Luz en tu mente? ¿Por qué el lugar donde deseas estar es tan efímero? Sabes que el sol está brillando, pero por algún motivo no puedes subir las cortinas y dejar que caliente tu hambriento corazón. Y no importa cuánto lo intentes, la oscuridad parece prevalecer. Échale la culpa a Escorpio y tus emociones. Mejor todavía, entabla amistad con Escorpio y tu cuerpo emocional.

Las emociones son casi, pero no del todo, físicas. Como el plano astral, son menos densas que la energía física y más densas que la energía espiritual. Su densidad las hace más tangibles. Dado que son experimentadas en el cuerpo físico, podemos tener acceso a ellas y experimentar sus distintas cualidades. Dado que son personales, podemos desarrollar una íntima relación con ellos.

Distorsiones de la energía emocional atrapan nuestra Alma en el plano astral. Cualquier cosa que no es despejada en lo astral nos llevará de vuelta al plano terrestre. A menudo nos referimos a esto como pagar nuestro karma. Nuestro desafío humano consiste en liberar nuestra Alma hacia la Luz del Espíritu. Sólo entonces nos liberamos del ciclo terrestre de nacimiento y muerte. Cuanto más amistad entablemos con nuestras emociones, más fácil es encontrar la Luz y el Amor que buscamos dentro de nosotros mismos. De hecho, descubrimos que nuestra energía emocional es la rica sustancia de nuestra Alma. Cuando alcanzamos la paz dentro de nosotros mismos y "morimos" en paz, hemos alcanzado nuestra propia inmortalidad.


EL NIVEL CAUSAL

"Entendimiento es el premio gordo" no sólo porque si permanecemos en nuestras mentes, nos perdemos la experiencia, pero porque el cuerpo emocional es el nivel causal de la manifestación. La manifestación empieza con un pensamiento., pero es el cuerpo emocional, la energía del deseo el que provee el jugo para traerlo a la existencia. Las ideas son semillas que hacen brotar eventos o circunstancias. Las emociones proveen la carga o la "moción" para que la acción suceda. Nuestros deseos internos y naturaleza emocional son la causa de lo que creamos en nuestro mundo exterior.

El problema consiste en que dado que a menudo no reconocemos ni honramos el poder de nuestra naturaleza emocional y de deseo, ésta es enterrada más aun en nuestro inconsciente.
Operando desde una posición subterránea, nuestras emociones escondidas nos causan a actuar de formas que no poseemos y a atraer enfermedad y circunstancias que no comprendemos. Si nuestra energía psíquica no es liberada a través de la expresión de nuestras emociones, se expresará a través del cuerpo físico e inquietantes eventos. Este disfraz es auto-impuesto porque estamos bloqueados por el miedo de poseer nuestra propia vulnerabilidad y sensitividad[7] y reclamar nuestro poder interior.


LOS SIGNOS DE AGUA

El sendero de los signos de agua es desarrollar una sensación interior de seguridad. Para hacer esto primero debe descubrir lo que le está haciendo sentir inseguros. Debemos traer nuestros miedos a la luz del día para poder resolverlos de forma conciente y constructiva.

El sendero de Cáncer consiste en construir una base dentro de él mismo. Debe aprender retraer su proyección inconsciente del mundo y reemplazarla con una firme sensación de su propia identidad. Su objetivo es crear una sólida sensación de seguridad interior en el nivel emocional, lo cual se convierte en una característica permanente de su personalidad conciente[8]. Cáncer se concentra en la personalidad individual. Escorpio debe aplicar su madurez emocional a las relaciones personales. Cáncer consiste en alimentar nuestro propio ser. Escorpio consiste en alimentar relaciones y formar equipos con el objetivo final de crear algo juntos.


ESCORPIO CREA JUNTO A OTROS

El dominio de Escorpio es lo que crea con otros. Es a través de la estabilidad emocional que crea y es capaz de mantener relaciones personales y de negocio. La naturaleza de la crisis a las que Escorpio se enfrenta aborda sus lazos con otros y cómo usa su energía emocional en relaciones interpersonales. Escorpio constantemente es forzado a examinar y purificar su naturaleza emocional para poder atraer y mantener las relaciones que desea.

Escorpio busca un entendimiento de sí mismo y auto-dominio a través de crisis constantes. Cada momento debe reconocer que sus imperfecciones son emocionales, no físicas o siquiera mentales. Son sus valores emocionales, no los físicos, lo que le ayudaran a llevar las cosas a buen término. Escorpio experimenta lo que percibe como abandonos por parte de otros hasta que ya no se abandona a sí mismo. Sus heridas emocionales son profundas y tardan en curar. Son intensas porque involucran a otros, no sólo a ellos mismos. Es porque lo que busca es una unión transformativa con otros. Para alcanzar este nivel de intimidad, Escorpio debe transformarse a él mismo. Esta transformación requiere nada menos que el dominio de su propio subconsciente y su renacimiento a una conciencia más elevada.


DINERO, SEXO Y PODER

En la vida diaria humana, el territorio de Escorpio es el dinero, el sexo y el poder. Hay gente que han dominado suficientemente la negación como para ingenuamente afirmar como no desean ninguno de los anteriormente mencionados. De cualquier manera, esta afirmación generalmente falsa no nos libra de las pruebas Escorpiónicas. Puede retrasarlas. Puede hacerlas más inconscientes. Pero no puede eliminarlas. Y Escorpio nos morderá hasta que estemos lo suficientemente dolidos y nuestras vidas estén suficientemente a la deriva para que no nos quede más opción que nadar junto a, no huir de, esta molesta criatura.

Observemos éstas áreas de intenso interés de uno en uno. Es sabio recordar lo que motiva a Escorpio a medida que nos ponemos mano a la obra. Los obsequios de Escorpio incluyen seguridad y estabilidad emocional, seguridad financiera, magnetismo y carisma, poderes espirituales y unión tántrica. Si estás interesado en cualquiera de los antes mencionados por favor continúa leyendo.


DINERO

Vivimos en un universo de abundancia. ¿Cómo podemos acceder a esta abundancia? Recogemos energía universal a través de nuestro cuerpo emocional. Liberamos energía cuando meditamos y entonamos mantras. Hay una abundancia de meditaciones para la prosperidad que nos ayudan a crear una cuenta bancaria universal. A pesar de ello, esta riqueza reposa allí hasta que somos capaces de traerlo al plano físico y atraerlo hacia nosotros mismos. Escorpio nos enseña cómo hacerlo. (¿Estamos logrando captar tu atención, Escorpio?) Escorpio nos enseña a conectar con la Fuente. La Fuente es Ser y energía Universal. Es a través del Ser que nos convertimos en un canal para la energía Universal. Logramos acceso al Ser a través de las emociones. Lo siento, yo también lo he intentado, pero no hay forma de evitar esta fórmula.

Escorpio nos enseña que hay una relación directa entre dinero y prosperidad y generosidad emocional. Irritabilidad emocional, restricción y actitudes poco flexibles se traducen en problemas monetarios, deudas y limitaciones.


SEXO

Escorpio tiene tres oportunidades para atraer nuestra atención. Si el dinero no lo consigue, el sexo a lo mejor puede. El Tantra Sexual es el dominio de Escorpio. El objetivo de Tantra es alcanzar unión con lo Divino. Esto puede realizarse por cuenta propia o con un/a compañero/a. El truco es que no puede ser alcanzado con un compañero a menos que seamos capaces de lograrlo por cuenta propia. La sexualidad puede ser utilizada para alcanzar este estado, pero sólo es posible si uno es capaz de permanecer junto a y contener su propia energía emocional.

Las relaciones sexuales son una de las formas más rápidas de traer a la superficie nuestra intimidad, seguridad, fronteras y otros problemas emocionales. Nuestras proyecciones subconscientes demasiado a menudo nos atraen amantes que personifican nuestros mayores miedos. Entonces creamos situaciones para evitar intimidad porque no estamos dispuestos o preparados para enfrentarnos a nuestros propios temores y nuestra resistencia al cambio. Creamos excusas que nos permiten escapar de el confrontar nuestros propios problemas e inseguridades. Las fronteras de una intimidad emocional real están circundadas por nuestra habilidad de enfrentarnos a y cambiar los programas y patrones que nos previenen de fundirnos.

Si estamos separados de nosotros mismos, nos sentiremos separado de nuestros amantes. Sólo podemos acercarnos a alguien en la medida que somos capaces de acercarnos a nosotros mismos. Sólo somos capaces de fundirnos con otra persona si somos capaces de fundirnos con nosotros mismos. Si pensamos que falta algo dentro de nosotros mismos, también echaremos algo en falta en nuestras relaciones. Cuando podemos sostener una conexión con nuestra energía emocional, podemos sostener una conexión energética dentro de una relación y en todas nuestras interacciones.

Ya que estamos hablando de ello, si estás esperando a que tu Amado Sagrado se presente, humildemente te sugiero este periodo cultivando un relación íntima con tu cuerpo emocional. Parafraseando un maestro de Chi Gong, "Esperar es perder el tiempo".

Demasiado a menudo buscamos compañeros que nos aporten energía. Lo hacemos porque estamos perdiendo nuestra propia energía, a través del stress o atención dirigida hacia fuera. Nuestros objetivos son el no necesitar la energía de otra persona y no perder la nuestra. Podemos alcanzar este increíble objetivo a medida que aprendemos a contener nuestra propia energía emocional. Queremos ser capaces de disfrutar de nuestra propia energía, llevarla con nosotros donde quiera que vayamos, y compartirla sin perderla ni regalarla.

Evitamos y excluimos otras personas para evitar que pulsen nuestros botones y evitar sentirnos heridos una y otra vez. El problema de esta situación es que estamos excluyendo nuestra energía emocional. La gente siempre estará pulsando nuestros botones hasta que no nos queden botones que pulsar. Nos cuesta una tremenda cantidad de energía el ser irritados por otros todo el tiempo. Nuestras reacciones emocionales pueden arruinar nuestra vida. La táctica del Escorpio que está despertando es el sentir la reacción interna y estar presente a su propia energía.

Si aprendemos de Escorpio. Llegará el día que no reaccionaremos y no perderemos energía. Entonces estaremos en control de nosotros mismos. Entonces controlaremos nuestra energía y nuestra vida. ¡En vez de convertirnos en víctimas de nosotros mismos, tendremos una vida profunda y significativa!



continuará...


Para seguir leyendo:


[1] "Soul Centered Astrology", por Alan Oken, The Crossing Press, Freedom, CA, 1990

[2] Oken, p. 208
[3] Oken, p. 208 y p. 211
[4] Oken, p. 212
[5] Oken, p. 208
[6] Oken, p. 209
[7] "Saturn: A New Look at an Old Devil", Liz Green, Samuel Weiser, York Beach, Maine, 1976, p. 17
[8] Green, p. 24