martes, 17 de julio de 2012

CAPRICORNIO, EL ASCENSO A LA MONTAÑA


Continuamos con la serie de entradas sobre  la evolución espiritual del ser, a través de los signos zodiacales de Gururattan Kaur Khalsa
Hoy compartimos la primera parte de CAPRICORNIO. ¡Que lo disfrutes!


CAPRICORNIO - EL ASCENSO A LA MONTAÑA
Por Gururattan Kaur Khalsa

A medida que el Sol se traslada a Capricornio celebramos el Solsticio de Invierno, la noche más larga y el día más corto del año (en el Hemisferio Norte). A medida que nos detenemos, hacemos sonar el eterno acorde del silencio en nuestros corazones. A medida que el frío invierno se avecina, y establecemos contacto con nuestras profundas inseguridades, encendemos las hogueras navideñas para calentar nuestros cuerpos e iluminar nuestros espíritus. A medida que el Sol emerge de su sueño, nos regocijamos en el hecho de que los días ahora serán más largos. Nos sentimos espiritualmente regenerados a medida que "la oscura noche del alma" va desapareciendo hacia el pasado y nos preparamos para celebrar en Año Nuevo. Es un momento de finales y comienzos, purificación y renovación. La muerte y renacimiento de Escorpio son en gran parte un proceso interno. Capricornio anuncia su compromiso con una nueva vida y un Año Nuevo abiertamente, al mundo entero, en la cúspide de la montaña.

A medida que el Sol se traslada por el Zodiaco, todos nos vemos influenciados por la energía y modalidades de ese signo en particular. Todos estamos bajo la guía de esa parte del "Cielo" durante aproximadamente 28 días. Mientras el Sol estuvo en Sagitario puede ser que nos hayamos sentido excitados e irritados. Capricornio nos da un respiro, especialmente durante el periodo de vacaciones, para reagruparse, para re-evaluar nuestras vidas, para consolidar nuestra energía y volver al trabajo en Enero. Mientras el Sol está en Capricornio del 21 de Diciembre al 19 de Enero, es buena idea el aprovechar este momento estable de Energía Terrestre para evaluar nuestro pasado y diseñar nuestro futuro. No estaremos tan cercanos al elemento Tierra hasta que el Sol entre en Tauro en el mes de Mayo.


SIGNOS DE TIERRA

Capricornio es el más estoico de los signos de Tierra (Tauro y Virgo son los otros dos). Los signos de Tierra se encargan de la materia y la realidad material donde nosotros, Almas, nos reunimos para llevar a cabo nuestra experiencia humana. El elemento Tierra se ocupa de las leyes y funciones del plano físico y cómo dirigir energía para crear en la dimensión más sólida de la realidad.

En el mundo físico nuestros esfuerzos, errores, acciones y pensamientos producen resultados tangibles. Hacen falta técnicas y herramientas tangibles para sobrevivir y prosperar en el Planeta Tierra. Para Capricornio estas herramientas normalmente incluyen auto-disciplina, precaución, frugalidad, perseverancia y trabajo duro.

Los signos de Tierra están asociados con recursos físicos, el entorno, dinero, trabajo, seguridad, necesidades básicas, servicio y prestaciones[1]. Los signos de Tierra también están relacionados con los cinco sentidos y sensaciones. Los signos de Tierra perciben la realidad a través de la mente racional, es decir, lo que observan, escuchan, oyen, prueban y tocan y a través de sensaciones, o lo que es lo mismo, lo que sienten en sus cuerpos.


El elemento Tierra representa desafíos, pruebas y lecciones en relación a:

  • la salud física y el confort de nuestros cuerpos
  • la habilidad de proveer para y cuidar de nosotros mismos
  • nuestra competencia para encontrar y crear un trabajo significativo que reúna nuestros singulares talentos y habilidades.
  • nuestra capacidad para contribuir a sostener un entorno personal y colectivo sanos y
  • nuestras ganas para actuar responsablemente y expresar autoridad en nuestras vidas.

Capricornio enseña que para sentirnos útiles, cada uno de nosotros debe ofrecer su singular contribución al colectivo del que somos una parte integral. Establecemos nuestra sensación de valía ofreciendo nuestro servicio. Somos recompensados a través del reconocimiento, dinero y pagos u obsequios materiales.


LA ESPIRITUALIZACIÓN DE LA MATERIA

La materia y el plano material tradicionalmente se han visto despreciados por la mayoría de las religiones y senderos espirituales. Nos enseñan que el materialismo es malo, los deseos son egoístas y que el cuerpo es pecaminoso. Sin embargo, un examen más cuidadoso nos muestra que el elemento Tierra es honrado por la mayoría de las religiones como el medio que nos otorga la última pieza de nuestra liberación.

La iniciación del estudiante no esta completa hasta que él o ella es capaz de aplicar los principios espirituales en su vida diaria a sus relaciones, su entorno físico y su propio cuerpo. El Budismo nos enseña cómo vivir honradamente en el mundo físico. El sendero Sikh es el sendero del cabeza de familia que desinteresadamente sirve a la humanidad. El Cristianismo es el sendero de proveer en la curación de otros a través de un corazón abierto. La vida humana es reconocida como el medio para traer el Cielo a la Tierra.

Solamente cuando el cuerpo es honrado como el contenedor sagrado del alma resolveremos la dualidad de materia y espíritu. Es en el cuerpo donde de hecho podemos experimentar la Unidad de toda la vida y nuestra íntima conexión con el campo energético Universal es revelada y sostenida.

Yo he observado que hay miles, de hecho millones, de humanos que han sido sacerdotes, monjas, sabios, monjes, yoguis e incluso santos en vidas pasadas y en este momento están en la Tierra intentando comprender las leyes de la manifestación y el funcionamiento del plano físico. Esto es porque nuestra liberación requiere el que dominemos la habilidad de traer el Espíritu hacia el plano físico.


INICIACIÓN

Capricornio es el signo de la iniciación. Habiendo completado los desafíos o fases de los nueve primeros signos del zodiaco, la Cabra Montañesa está preparada para atravesar el Túnel y acceder a la cima de la montaña. La Cabra debe someterse a otras tres iniciaciones para poder alcanzar la cima de la montaña.

  1. Primero, debe experimentar la Unidad de la humanidad y la Unidad de la humanidad con el Planeta Tierra.
  2. Segundo, debe aprender a expresar su energía emocional a través de la vibración superior del amor.
  3. Tercero, debe dedicar sus talentos y obsequios para servir el propósito colectivo y el Plan Divino[2].

Capricornio une el plan mental, el emocional y el físico para poder manifestar espíritu en el plano físico. Capricornio integra los elementos más sutiles con los más densos.

  1. La experiencia de Unidad es percibida a través de la Mente o el cuerpo mental, (elemento de Aire).
  2. La tarea del cuerpo emocional (elemento Agua) es la de transformar energía emocional en Amor.
  3. La pasión con la que se compromete a servir al bien colectivo es una expresión del Espíritu  (elemento Fuego).
  4. El trabajo concreto, la manifestación de resultados concretos y la creación de estructuras requieren del cuerpo físico y el elemento Tierra.

El papel terrestre de Capricornio es la de definir y cifrar las Leyes de la Manifestación. Capricornio crea las estructuras y el orden que traen el Plan Divino a la existencia física. Capricornio nos enseña a adquirir estabilidad emocional, a avanzar con decisión y la habilidad de funcionar sabiamente en el mundo físico - los requisitos necesarios para aceptar una responsabilidad mayor en el servicio mundano.


EXPERIENCIAS CUMBRE

Es en la "cumbre de la montaña" donde los buscadores tradicionalmente han tenido experiencias cúspide que revelan los misterios del Universo y abren la conciencia a la Unidad de la humanidad, y de hecho toda forma de vida. Son en estos estados de conciencia superior donde los buscadores tienen visiones del futuro. Capricornio, siempre batiendo el yunque, no es el signo que uno necesariamente asociaría con experiencias cúspides. A pesar de ello, observando con un poco más de atención esto queda totalmente claro.

El Sendero de la Iluminación es hacia arriba. En el yoga alzamos la fuerza kundalini por los chakras. El Sendero de la Manifestación es hacia abajo. Permitimos que la energía iluminada descienda a través de todos nuestros chakras, liberándonos de viejos patrones y programas y así poder encarnar la identidad de nuestra Alma. Capricornio comprende la necesidad de tanto elevar como la de consolidar nuestra energía en nuestro cuerpo físico. Es relativamente fácil elevar nuestra energía. El gran desafío realmente consiste en encarnar energía espiritual y mantenerla en nuestros cuerpos. Capricornio sabe que debe sentir las sensaciones del Espíritu en su cuerpo para poder expresar la dimensión espiritual del estar viviendo una vida humana. Con cada paso con el que va subiendo a la montaña, ancla su conciencia en su cuerpo emocional y su cuerpo físico.

Tradicionalmente los senderos espirituales se concentran en "hacia arriba y hacia fuera" y cultivan el partir del cuerpo y la experiencia terrestre. Lo más absurdo es que los chakras inferiores y la parte del cuerpo por debajo del corazón incluso son considerados "malos". La parte inferior del cuerpo es donde se encuentra nuestra fuerza kundalini, nuestra creatividad y nuestra individualidad. ¡No es tan sólo nuestro sistema de transporte! Capricornio nos enseña que el sendero espiritual más álgido es la espiritualización de la materia. El ver incluso tan solo un destello de esta posibilidad es una experiencia cumbre.

Capricornio reúne las tres piezas del sendero espiritual.

  • El Sendero de la Iluminación es hacia arriba.
  • El Sendero de la Manifestación es hacia abajo.
  • El Sendero de la Liberación consiste en dominar tanto el Sendero de la
    Iluminación como el Sendero de la Manifestación.

Es interesante saber que multitud de maestros espirituales nacieron bajo el signo Solar de Capricornio, incluyendo Yogananda, Swani Vivikenanda y Mother Mere, quien actualmente vive en Alemania. La virgen María tiene asignado su día de nacimiento en Virgo. El cumpleaños de Buda es celebrado en Tauro (signo de Tierra). La Historia ha elegido posicionar el nacimiento de Jesús en Capricornio, a pesar de que no hay prueba histórica de que esta fecha es la correcta. La experiencia cumbre final de Jesús fue en la cruz donde declaró "Perdónalos, ya que no saben lo que hacen." No enseñó que la conciencia de Cristo es obtenida cuando podemos abrir nuestros corazones tanto como para perdonar a otros por su ignorancia.


KARMA, SUERTE Y DESTINO

El trabajo de Capricornio se realiza aquí en la Tierra. Capricornio está aquí para traer el Cielo a la Tierra. Para lograrlo Capricornio nos enseña que debemos conocer y honrar las limitaciones del plano físico. Debemos tomar las decisiones "acertadas", es decir, las más sostenibles ya que estamos usando los recursos de la Tierra para cuidar de la populación humana. Capricornio encarna la integridad. La energía de Capricornio nos enseña que debemos ser objetivos y trascender el beneficio personal y el egocentrismo en el uso de nuestros recursos, tanto los económicos como los financieros. Capricornio nos enseña a respetar el dinero como energía y como un medio de intercambio.

El Planeta asociado con Capricornio es Saturno. Ambos a menudo se asocian con apego a las formas físicas y la riqueza material y las limitaciones y restricciones a las que nos enfrentamos cuando concentramos nuestra atención en deseos materiales. El papel tanto de Capricornio como de Saturno es la de enseñarnos el cómo liberarnos de nuestro apego a formas físicas de vida, para así poder ser co-creadores de estas formas en la realidad física[3]. Capricornio trata nuestros deseos, sueños y ambiciones. Pero cuando éstos únicamente son definidos en términos de ganancia material, creamos karma y activamos nuestra suerte en vez de nuestro destino.

Nuestro apego a la riqueza y beneficio materiales a menudo se ve desafiado por la pérdida física de cosas, situaciones y personas. Nuestras "lecciones kármicas" nos confrontan con nuestra propia mortalidad y la relación causa-efecto entre los deseos y pensamientos provocados por miedo. Estas lecciones no deben verse como castigos. El Capricornio que está despertando descubre que el propósito de perdida, restricción y limitación es la de educarle sobre los parámetros y pautas necesarias para la manifestación del sendero de su propia Alma y la expresión de una vida espiritual aquí en el Planeta Tierra. El Capricornio que está despertando aprende a abandonar el egoísmo a favor de una actitud mental de abundancia sostenible.

No cabe imaginarse una experiencia cumbre más magnífica que la realización de nuestra propia integridad, grandeza y habilidad para co-crear nuestras realidades personales y colectivas. Es en esta integridad donde la Cabra descubre el sendero de su destino. Es una sensación maravillosa el saber para qué viniste a este Planeta a hacer y de hecho estar inmerso en el proceso de estar haciéndolo.


LA SIMBOLOGÍA DE CAPRICORNIO

Capricornio es representado por tres símbolos, los cuales corresponden a tres niveles de conciencia:
1.     La Cabra-Montañesa está espiritualmente adormecida
2.     La Cabra-Marina está despertándose.
3.     La Cabra despierta emerge como el Unicornio.


CABRA ADORMECIDA

El Capricornio adormecido está tenazmente apegado al mundo físico, posesiones, y estatus. Está obsesionado por la idea de amasar objetos y propiedad. Su obsesión por crear un mundo de apariencias es un intento de cubrir una profunda inseguridad interior y un profundo miedo de no ver sus necesidades satisfechas.

Su visión de lo que es posible y deseable está definida por costumbres sociales, condicionamiento familiar y a menudo una mentalidad de "mantenerse al nivel del vecino". Cuando está adormecido, el Capricornio de pies en el suelo niega la base espiritual de la vida sencillamente porque no percibe nada aparte de lo que ve con sus sentidos físicos. Esta visión limitada de la realidad y un ciego apego a la forma física es el problema-raíz de las difíciles lecciones que el Capricornio adormecido debe aprender. Se le debe golpear en la cabeza para hacerle despertar a una visión expandida de la realidad. Su miope visión crea y recrea problemas de forma continua, los cuales con el paso del tiempo finalmente sirven para arrancarle de su sueño a ronquidos, a menudo semejante a una pesadilla.

Aparentemente los problemas del Capricornio adormecido son de naturaleza material. Es aprensivo sobre el no tener suficiente, perder lo que tiene y no conseguir lo que quiere. La preocupada Cabra siempre parece estar liberando un batalla imposible. Miedo es el pegamento que mantiene su limitada visión del mundo, su perspectiva traumática y su excesiva carga emocional atada a su espalda. Tanto como si este equipaje proviene de vidas pasadas o vidas previas, ciertamente es kármico visto desde el punto de vista de que si la Cabra no se deshace de su carga de miedos e inseguridades, continuará recreando las mismas historias y escenarios de siempre a lo largo de su vida. A menos que abra los ojos suficientemente como para hacer más sabias decisiones, el peso de su propio miedo creará algún tipo de desastre, que a su vez servirá de alarma y cumplirá su objetivo.

El Capricornio adormecido pasa la mayoría de su tiempo golpeándose la cabeza contra la pared y persiguiendo causas perdidas. Cuando esté listo para dar fin a su dolor y encontrar una resolución integrando herramientas de los otros elementos de su caja de herramientas, comenzará a aliviar su sufrimiento auto-inflingido. A medida que abandona su necesidad para programar y controlar todos los resultados y va dejando que la vida se despliegue, sus agarrotados instintos empiezan a guiarle hacia el crecimiento, oportunidades y eventualmente reconocimiento y recompensas.

La Cabra adormecida va con pies de plomo por la vida. A menudo se deprime por las poco esperanzadoras perspectivas de éxito. La Cabra adormecida a menudo parece andar un paso hacia delante y dos hacia detrás. ¡No es de extrañar que deba aprender a ser paciente! Esto cobra sentido cuando examinamos la simbología. El ancla de la cabra es su cola-marina, la cual le conecta con sus emociones y le ancla al vórtice energético de la Tierra. Energía emocional ignorada apartará a cualquiera de lo que un ego ambicioso percibe como un camino hacia la gloria. La Cabra se pierde en un intento de conectar con los mensajes de su Alma tal como le son expresados a través de sus emociones. Una vez que honra su ser al completo y escucha de buena gana a su guía interna e intuición, deja de sabotear su propio recorrido.

continuará...


[1] "Saturn: A New Look at an Old Devil", Liz Green, Samuel Weiser Inc., York Beach, Maine, 1976, pag. 34.
[2] "Soul-Centered Astrology", Alan Oken, The Crossing Press, Freedom, Ca, 1990, pag. 223.
[3] Oken, pag. 226.