martes, 3 de julio de 2012

GURU ANGAD

Continuando con las entradas sobre el Sijismo, hoy hablaremos del segundo Gurú de los 10 gurús:

GURU ANGAD (1504-1552)


Bhai  Lehna  era el discípulo favorito de Gurú Nanak y el más fiel a sus enseñanzas. Fue elegido el próximo Gurú después de diversas pruebas de obediencia y fe completa en el maestro. Recibió el nombre Angad.

Gurú Nanak nombró a Angad como su sucesor el 15 de junio de 1539. Su nombramiento de Gurú tomo lugar el 7 de septiembre de ese año, unas dos semanas antes de que Guru Nanak falleciera. Angad se convirtió en Nanak II.

Gurú Angad enseñó a los sikhs los valores de la obediencia y a tener fe en el verdadero gurú. Era un amante del ejercicio físico, por lo que también organizaba combates de lucha libre para, entre otras cosas, otorgarle valor a la salud física. Quizás también preparando a los sikhs para la segunda etapa de la historia, la etapa de las batallas. Otra contribución importante de Gurú Angad era la de la creación de una nueva escritura para la comunidad sikh. En el hinduismo había un problema: las escrituras sagradas estaban escritas en sánscrito, un idioma que las masas no entendían y dependían de la clase sacerdotal para su interpretación. Los brahmanes se aprovechaban así de su prestigio y mantenían su status por estos privilegios. Gurú Angad se decidió por recoger unas escrituras que todo el mundo pudiera comprender e interpretar. El idioma sería (y es) el punjabi y la escritura se llama “gurmukhi” (o gurmuji) que significa: “de la boca del Gurú”. Es un alfabeto derivado del Sahrda y del Takri, dos escrituras antiguas. 

Gurú Angad se trasladó de Khadur para continuar su misión. Emulando a su mentor, él predicó las virtudes del servicio desinteresado, piedad y hermandad. Personalmente, él llevó una vida austera y muy atareada. Muchas fuentes, incluida la Balwant-Satay divar en la página 966 del Adi Granth, (Libro santo del sijismo. Para los sijs, es más que un libro, es un gurú real que los guía a través de la vida. Consideran que el libro santo es su gurú perpetuo) narran la manera en la que él fue elegido como sucesor de Gurú Nanak. Las fuentes también se refieren a sus cualidades de generosidad, sabiduría y humildad. Él fue reconocido por sus diarias prácticas de meditación y otros rigores.

La rutina que seguía requería estar despierto antes del amanecer y, después de baño frío, meditar hasta el alba. Después de eso, el kirtan era recitado en su presencia. Entonces él atendía a los enfermos que lo visitaban en pos de socorro y asistencia. Tarde en la mañana, él iniciaba las prédicas donde él exponía y profundizaba.

El langar (cocina comunitaria) funcionaba diariamente, ofreciendo comida gratis a la persona que se acercase, sin ningún tipo de distinción o barrera. Frecuentemente, él servía la comida mientras su esposa se encargaba del preparado. 

Los atardeceres eran dedicados invariablemente a los niños, con quienes jugaba y a quien daba enseñanzas a través de la lectura, escritura y grabados. Además de celebrarse nuevamente el kirtan y los sermones del Gurú.

Bhai Bala fue un compañero de Gurú Nanak en Talwandi y luego lo acompañó en sus viajes. Gurú Angad escuchó hablar de Bala, y lo invitó a Khadur para que le narrara vivencias compartidas con el primer Gurú. Una vez escuchadas las historias y anécdotas, ordenó que fueran escritas. Este recuento de los viajes de Gurú Nanak y de sus enseñanzas fue inscripto en los caracteres Gurmukhi, mientras era relatado en presencia del Gurú. El libro es conocido como Bhai Bale Vali Janam Sakhi. Aunque es un texto controversial como consecuencia de distorsiones que sufrió con posterioridad, pero aún hoy  sigue siendo una fuente de información importante para conocer la vida y la época del primer Gurú.

Gurú Angad fue un poeta inspirado, que expresó sus ideas mayormente en slokas (una forma de verso), de las cuales sesenta y tres fueron incluidas en el Adi Granth. No obstante, su contribución en la evolución de la fe se centra más en la consolidación de la misma. Por cerca de trece años, él ideó la manera de aumentar el círculo de adherentes a la fe, fomentándola incesantemente.

El sistema de nombrar al sucesor espiritual no era jerárquico; la edad tampoco era importante. Así que el tercer maestro, Gurú Amardas era mayor que Gurú Angad. También era uno de sus seguidores más fieles, de él hablaremos más adelante.

Sat Nam



También te puede interesar: