sábado, 28 de julio de 2012

Segunda parte de CAPRICORNIO - EL ASCENSO A LA MONTAÑA

Hoy publicamos la esperada segunda parte de CAPRICORNIO, de la entrega sobre la evolución espiritual del Ser, por medio de cada uno de los signos del zodiaco, escritos por Gururattan Kaur Khalsa. ¡Incluye una meditación para realizar durante capricornio!
Ahí va:

CAPRICORNIO - EL ASCENSO A LA MONTAÑA
segunda parte


LA CABRA QUE ESTÁ DESPERTANDO

El Capricornio que está despertando empieza a apreciar el valore espiritual de las lecciones terrestres que ha atraído hacia sí mismo. La vida empieza a dejar de ser una carga y empieza a ser un centro de enseñanza. Formas materiales se convierten en medios para alcanzar objetivos. El dinero se convierte en un medio para alcanzar objetivos deseados, no un objetivo en sí.

Uno de los mayores momentos de cambio en su vida es cuando la Cabra reorienta su deseo de alcanzar reconocimiento y status mundano y empieza a realizar su singular contribución al mundo. Capricornio siempre estará motivado y lleno de ambición. La pregunta es, ¿qué es lo que le motiva? Cuando sus objetivos están definidos en término de servicio al mundo, Capricornio se siente menos agobiado. Su motivación interior se convierte en recurso viable y de valor para alcanzar sus objetivos. No hay nadie más trabajador que el Capricornio que está determinado a alcanzar sus objetivos. La paciencia, la fortaleza, la honestidad y la seriedad del propósito de la Cabra le vigorizarán cada paso del camino.

El elemento clave para la Cabra-Marina es el estar desapegado a la gloria e incluso el éxito de sus proyectos. DESAPEGO es el objetivo evolutivo que determina la libertad y el éxito finales de Capricornio. Esto es porque el objetivo real de Capricornio no es el objetivo en sí, sino la apreciación del Sendero y el disfrute del momento.

Es la Cabra-Marina la que nos brinda la oportunidad de comenzar un nuevo ciclo en el recorrido de nuestra Alma y dar un nuevo giro en la espiral de la evolución. La cola de la Cabra-Marina le permite establecer contacto con los apegos emocionales que están impidiendo su ascenso a la cima. Cuando chapotea su cola en el profundo mar, se libera de su carga emocional y aligera su equipaje para así poder llegar a la cima.

A pesar de que Capricornio es un signo de Tierra, la Cabra-Marina encarna tanto el elemento Agua como el elemento Tierra. Su cola-marina le permite absorber energía espiritual contenida en los minerales cristalizados en la Tierra a medida que se hunde en el profundo mar subterráneo. Es esta profunda conexión con sus raíces emocionales lo que le da a la Cabra-Marina la estabilidad y paciencia necesarias para poder escalar la montaña de la vida. Es el reconocimiento de sus emociones como la expresión de su Alma lo que le llevará a descubrir el sendero de su destino. Es la profundidad de la integración con la Tierra, su madre, lo que alimenta su sentido de la seguridad. Es la experiencia de Unidad con la Tierra lo que ancla su valentía para poder hacer el ascenso a la cúspide de integridad personal y ofrecer su singular contribución al mundo.

A medida que la Cabra-Marina desarrolla el concepto de Ser como su ancla, progresivamente establece contacto con sus obsequios y talentos creativos. A medida que lleva su atención hacia dentro, establece una profunda conexión con los fluidos ritmos que vibran y fluyen a través de toda forma de vida incluyendo su propio cuerpo y la Tierra. El despertamiento de esta profunda atención en su conciencia abre su visión interna. Los dos cuerpos que simbolizan cuerpo y Espíritu, o la dualidad de la mente, se funden y el Unicornio, can tan solo un cuerno, emerge.


UNICORNIO DESPIERTO

Los dos cuernos de la Cabra-Montañesa simboliza la percepción dual de Espíritu y materia presenta en las fases no-despiertas de la conciencia. Capricornio resuelve esta dualidad cuando percibe el camuflado significado espiritual de la ambición y la esencia espiritual en toda manifestación física[1]. El único cuerno del Unicornio simboliza una Mente, que percibe la unidad de la Materia y el Espíritu. Cuando esta unidad de Tierra y Cielo es una experiencia conciente, el Unicornio puede perseguir el Sendero de su Destino con una resolución concentrada e intencionada, con acción disciplinada y con un compromiso dedicado.

El Capricornio despierto cultiva una presencia magnética estando energéticamente presente en su cuerpo. "Estar en el aquí y ahora" es su poder y base. El flujo continuo de creatividad de Capricornio es resultado de su habilidad de experimentar la integridad y unidad de su ser. El unicornio sintoniza con el Plan Divino y alinea su voluntad con la Voluntad Divina. Su inteligencia evolucionada es capaz de sintetizar e integrar múltiples objetivos del Plan. Son acciones son resolutas y realizadas con intenciones claras. Su habla es directa. Sus intenciones son puras.

El Unicornio apunta su cuerno al Corazón de la Humanidad con el objetivo de abrir nuestros corazones y que de esta manera la Luz de cada Alma pueda relucir. La solidez de su esencia terrestre y su concentración en la realidad material hacen del Unicornio uno de los sirvientes más eficientes de Dios para la manifestación del Cielo en la Tierra[2].

El Unicornio vigoriza su cuerno con su ambición para abrir la puerta del Destino. Capricornio se ha liberado a sí mismo de su apego a la forma e ilusiones materiales. Es libre para servir a la humanidad y ser recompensado por su habilidad para ver y manifestar realidad espiritual aquí en la Tierra.


EL TERRITORIO DE CAPRICORNIO

El territorio de Capricornio incluye ambición, reconocimiento, honor, logros, autoridad y propósito. La Cabra es el hombre o mujer de negocios de dispone de la agudeza mental para saber que es lo que es necesario hacer y cómo hacerlo. También es la abeja trabajadora que lleva a cabo la tarea.

Capricornio simboliza la imagen exterior que uno proyecta al mundo, la cual está determinada por la imagen exterior que uno tiene de su propio papel en el mundo y su razón de existencia. La necesidad de Capricornio de alcanzar objetivos y de demostrar su valía no es un objetivo superficial y egoísta. Debe hacer su contribución a la sociedad expresando el singular propósito de su Alma. La motivación más profunda de Capricornio es la de encontrar y seguir el sendero de su Destino.

Por ahora todo suena bien. El desafío en la vida de Capricornio consiste en sobrevenir los obstáculos y dificultades que parecen siempre retrasar y bloquear sus logros y éxito. Una de las llaves que abren la puerta es la auto-determinación. Capricornio debe ejercitar su libre voluntad, tomar sus propias decisiones y hacerse responsable de su propia vida. Debe dejar de culpar a otros por sus situaciones difíciles. Debe aprender a aceptar la preparación y duro trabajo necesarios para manifestar sus sueños en el plano físico. Debe honrar y usar el poder su motivación interior, en vez de usarla para castigarse a sí mismo.

Capricornio debe aprender a disfrutar su trabajo porque no está aquí para descansar. Está aquí para hacer cambios duraderos y dejar un legado. Cuando comprende la importancia de su "tarea", descubre su propio papel y propósito y coopera con el Plan, es capaz de trascender su suerte y su mentalidad fatídica. Problemas inesperados y retrasos serán reemplazados por un lento, pero firme, ascenso a la cumbre del éxito. Capricornio nos enseña que todos nacemos con obsequios, pero para poder expresarlos en nuestras vidas debemos ser capaces de enfrentarnos a nuestros desafíos con coraje, paciencia y habilidad.


LA PSIQUE DE CAPRICORNIO

Los desafíos psicológicos de Capricornio incluyen el miedo al fracaso, sensibilidad a la opinión de otros, duda de uno mismo y una sensación básica de pensar ser inadecuado. Capricornio debe aprender a romper la inercia y a comenzar a actuar. Una de las claves es la de establecer objetivos basado un su guía intuitiva, no por valores externos impuestos por otros y la sociedad.

Cuando a Capricornio le llega el momento de proseguir su camino, a menudo cae en la cuenta de que lo debería haber hecho mucho antes. Quizás sea universalmente cierto que una vez que "vemos la luz" nos preguntamos por qué hemos deambulado por la oscuridad durante tanto tiempo. La energía de Capricornio nos enseña que la razón es porque debemos aprender nuestra lección primero. Andar con pies de plomo a través de la realidad física ocupa tiempo. Capricornio nos instruye a ser concienzudos. Una vez que hemos aprendido y somos sabios respecto al mundo, estamos realmente preparados para tomar el siguiente paso en la escala de la montaña de la evolución.

Capricornio aprende de su mentor Saturno a indagar su Alma. Saturno, dios de entradas y portales, tiene dos caras. "Una mira al pasado y comprende la historia. La otra mira hacia delante y tiene conocimiento del futuro"[3].

Capricornio logra el oro en su propia psique a través de la honestidad hacia sí mismo, la objetividad y el cese del apego. No es algo fácil de alcanzar, pero Capricornio nos muestra que es posible. Capricornio nos enseña que si realmente nos preparamos, a menudo nos encontramos en posiciones de gran responsabilidad y autoridad. La integridad personal y sentido de la compasión que Capricornio encarna le cualifican para ocupar posiciones de
liderazgo político o diplomático.

Unicornio nos ensaña, "Mantente en alza y serás alzado" (Yogui Bajan). Enfrentarnos a nuestros desafíos, vivir nuestras vidas y alcanzar nuestros objetivos puede no ser fácil, pero con la capacidad tremenda de Capricornio para la auto-disciplina y el sentido deber todo es posible. El obsequio esencial que Capricornio puede darnos es la demostración de que la cumbre puede ser alcanzada. Al final, son nuestras decisiones personales, determinación y compromiso lo que determinan si alcanzamos la cima.


RECONOCIENDO EL PASADO Y FIJANDO NUEVOS OBJETIVOS PARA EL NUEVO AÑO


La primera Luna Nueva del año en capricornio es un día óptimo para reafirmar los objetivos en tu vida y para empezar a tomar pasos concretos para alcanzarlos.

Capricornio nos invita a examinar y definir nuestro propósito personal y así dar significado y valor a nuestras vidas. Capricornio nos ofrece un momento de calma para que podamos consultar nuestros propios corazones. Es un buen momento para reconocer y honrarnos a nosotros mismos y los logros obtenidos este/os año(s). Personalmente opino que reconociendo lo que he hecho los últimos años trae una completitud pacífica y de valor al pasado y libera una poderosa energía e incluso provoca eventos fortuitos que dan comienzo al Año Nuevo con mucha energía.

Capricornio no presta un momento de silencio para que podamos realmente escuchar y oír cómo nuestra Alma nos habla sobre el por qué estamos aquí y qué contribución podemos hacer en este mundo. Este es un tiempo meditativo para preguntar y escuchar las respuestas que nos devuelve nuestro Corazón -¿Cómo cambiará el mundo por mi visita? ¿Qué contribución especial se perderá para siempre, si no la hago yo mismo?

Capricornio nos ayuda a establecer contacto con nuestra propia mortalidad, no en un sentido pesimista o fatídico, sino para motivarnos a vivir vidas plenas y ricas. Capricornio nos ayuda a darnos cuenta de que nuestro mayor miedo no consiste en morir, sino el miedo que le tenemos a la posibilidad de que terminemos nuestras vidas con la sensación de no haber nunca vivido plenamente. Capricornio nos otorga el tiempo para descubrir nuestros más profundos deseos, para reconocer qué es lo que nos da más satisfacción, y para definir nuestras singulares habilidades y talentos, nuestro propósito. A medida que damos la bienvenida a nuestra singularidad, descubrimos la motivación que alimenta nuestra pasión y descubre el sendero de nuestro destino. Entonces el 2 de Enero Capricornio nos vigoriza con la fuerza y el coraje necesarios para comenzar el trabajo.


MEDITACIÓN PARA REALIZAR DURANTE CAPRICORNIO

El mantra es:

RA MA DA SA SA SE SO HONG

Hay varias formas de entonar este mantra[4]. Para aquellos que sepan las distintas variaciones, elegid una. El resto puede entonarlo siguiendo una escala ascendente.
Mientras entonamos subimos por los chakras, vibrando la columna vertebral. Permite que el HONG salga con fuerza por la punta de la cabeza. El mantra entero debe ser entonado con una sola respiración completa, así que inhala profundamente antes de cada ciclo.


RA = Sol - chakra raíz, base de la columna
MA = Luna - chakra sexual, abdomen
DA = Tierra - chakra umbilical - 2 ó 3 pulgadas por debajo del ombligo
SA = plexo solar
SA = Infinidad - Chakra del corazón
SE = Totalidad de la Infinidad - chakra de la garganta
SO = ajna chakra, tercer ojo
HONG = chakra de la coronilla, punta de la cabeza

So Hong = Yo soy Vos / Yo soy la Totalidad de la Infinidad

RA MA DA SA es el mantra terrestre
SA SE SO HONG es el mantra del ether
Juntos unen la Tierra con el Cielo. Perfecto para cultivar el poder encarnado por Capricornio para conectar e integrar dimensiones.

Esta meditación se puede realizar individualmente o en grupo. Incluso si tan sólo dispones de un pequeño grupo, formad un círculo. Parte del grupo puede ponerse en el centro del grupo. Yo normalmente incluyo la mitad del grupo en el círculo la mitad del tiempo y la otra mitad del grupo durante el resto del tiempo. Normalmente la hacemos dos veces, durante 5-10 minutos.

Los brazos deben estar en 30 grados a la horizontal y separados 60 grados enfrente del cuerpo. Encontrarás el lugar debido de la columna cuando la columna empieza a reunir energía y calentarse a la altura del corazón. Los brazos están estirados y las palmas están giradas hacia delante y ligeramente hacia abajo debido al ángulo de 60 grados. Si necesitases descansar baja los brazos y vuelve a esta posición en cuanto te sientas capaz. Cuando tus manos estén abajo, dirige las palmas hacia fuera al centro del círculo. Si estás entonando el mantra solo (o incluso en un grupo), tus manos también pueden estar descansando en tus rodillas.

Esta meditación ayuda a recolectar energía curativa en tus manos y enviar curación a aquellos en el centro del círculo y aquellos que están a distancia y con una plegaria habéis incluido en el centro del círculo. Recordad incluir a Yogui Bajan en el círculo.

Concentrándote en cada chakra a medida que entonas el mantra mientras vas subiendo por la columna te ayudará a permanecer atentamente en tu cuerpo a medida que asciendes el sendero de la iluminación interna.


[1] Oken, pag. 224
[2] Oken, pag. 229
[3] "Capricorn New Moon-January 6-7" Mary Plumb, The Mountain Astrologer, Diciembre 1999-Enero 2000, pag. 75
[4] Hay dos meditaciones curativas usando este mantra en las páginas 152 y 153 de "Transitions to a Heart-Centered World", disponible a través de la tienda on-line de Yoga Technology.