viernes, 12 de octubre de 2012

ACUARIO: EL REVOLUCIONARIO DIVINO tercera parte



Continuamos con las entradas sobre el desarrollo espiritual por medio de los signos del zodiaco, escritos por Gururattan Kaur Khalsa, esta vez compartiremos la tercera y última parte de ACUARIO, ¡Incluye un pranayama!



ACUARIO: EL REVOLUCIONARIO DIVINO tercera parte
Por Gururattan Kaur Khalsa, Ph. D.



ACUARIO ADORMECIDO

El Acuario adormecido no tiene una sensación anclada del ser. Dado que no tiene un centro magnético auto-conciente y coherente, atraerá a sí mismo una miríada de situaciones que no tiene nada que ver con él y le son de poco valor. Es incapaz de diferenciar, discriminar, establecer prioridad y elegir no participar en aquellos encuentros que no sirven sus mejores intereses. Lo que más tarde se convertirá en desapego ahora se manifiesta en una actitud hacia la vida vacía, superficial e incluso frívola.

El Acuario adormecido no es nada práctico, difunde su atención y malgasta su vitalidad en un enredo de confusión, lo cual a menudo produce complicaciones innecesarias en las interacciones humanas. El doloroso fin del ciclo de indiscriminadamente hacer y perder "amigos" es parte de la llamada al despertar de Acuario. Acuario debe aprender la lección de las buenas relaciones antes de poder establecer verdadera ecuanimidad en sus relaciones. Agotar sus energías en el proceso de intentar "serlo todo" para todo el mundo es parte de su proceso educativo[1].

Acuario es intensamente conciente de otros y sensible a los procesos de grupo. A pesar de ello, sin una firme sensación de su propio ser, puede verse impulsado a unirse a sectas o cultos donde la individualización es sustituida por la identificación con el grupo. A Acuario le gusta representar a algo más que a él mismo y poder alzarse a favor de valores colectivos. El Acuario adormecido intentará satisfacer estas necesidades fundiéndose con una masa inconsciente y dándole importancia al orden y ceremonia de grupos encabezados por carismáticos líderes.

El Acuario inconsciente personifica el intelecto científico y objetivo en su definición más limitada y estéril. En este caso, al elemento aire no le es permitida una plena circulación o interacción con los pensamientos e información universales. Es resultados es una limitada visión e interpretación del mundo, no una síntesis de compleja información.

El Acuario adormecido tiene una sensación del ser muy superficial. Constantemente busca la atención a través de acciones escandalosas e impredecibles, vestimenta poco convencional y comportamiento provocativo. Se proyecta a sí mismo en la sociedad de forma difusa y confusa. No hay una explicación lógica para sus acciones porque no usa las cualidades constructivas de la mente racional. Esta personalidad egocéntrica, incluso socio-patológica necesita auto-disciplina y dirección[2].

El Acuario adormecido intenta cubrir sus miedos a ser inadecuado intentando "embellecer" su singularidad. Su orgullo le motiva a demostrar que su "ser diferente" es una virtud, no una deficiencia. Es inconsciente del hecho de que tiene opciones más significativas que el intentar ser superior o no tener iguales.

El Acuario adormecido puede convertirse en una mariposa social, llenando su vida de actividades sociales que no le dejan con tiempo para estar a solas, y por ello irónicamente despojándole de la oportunidad de establecer contacto con su singularidad. Intenta demostrar su ansia a pertenecer uniéndose a numerosos grupos, identificándose con y adhiriéndose a las ideas del grupo en vez de a la suyas propias (las cuales a lo mejor ni siquiera conoce). Una de las mayores tragedias de Acuario es que puede terminar persiguiendo los sueños de otros en vez del convertirse en el líder para estaba destinado a ser.


ACUARIO QUE ESTÁ DESPERTANDO

El Acuario que está despertando a menudo es visto como un "lobo solitario" que no forma parte del grupo. Es reservado y está aislado, no por falta de interés en otros, pero porque amistades casuales y interacciones sociales superficiales no congenian con su personalidad. Puede sentir y comportarse como alguien que está fuera del grupo porque su sentido de la separación es genuino. Acuario no se adapta al comportamiento socialmente aceptado, no porque desee ser diferente, sino porque ES diferente. La inhabilidad de Acuario para desempeñar su papel en situaciones sociales de amabilidad artificial reflejan su incapacidad para ser deshonesto consigo mismo y con otros. Acuario se siente a gusto solamente en grupos que comparten un lazo más profundo, donde la unión es de naturaleza interior, no exterior. El Acuario que está despertando puede ocultar una profunda soledad que ansía desempeñar un papel significativo en la sociedad.

El objetivo de Acuario es el de evolucionar de sentirse solo en una multitud a experimentar una sensación de pertenencia incluso estando a solas. El Acuario que está despertando a menudo se ve solo, no sólo porque piensa que no será aceptado, pero porque está intentando establecer una conexión interna que verdaderamente le alinea con la conciencia de grupo. No es el carisma social (a pesar de que esta personalidad ecléctica puede tener mucho), pero una profundo conexión interior a la humanidad lo que magnetiza profundas y duraderas amistades con Acuario.

Acuario busca un intercambio profundo y significativo, el cual sólo es posible alcanzar después de haber realizado un viaje interior por uno mismo. Es la búsqueda interior en uno mismo lo que lleva a que uno pueda conectar con los corazones de otros y unirse juntos en un sitio donde podamos experimentar la unidad que respira a través de los milagros de nuestra singularidad.

Acuario nunca superará su percibido aislamiento dentro de la prisión de una mente estrecha. El desafío de Acuario es la de abrir su mente para así poder realizar, experimentar y encarnar Totalidad. Es a través de esta iluminación interna que el Plan Divino se transformará de una mera visión teórica a una realidad que guía sus acciones.

El Acuario que está despertando debe aprender a sentirse seguro en su propia personalidad anclándose a sí mismo en su propio centro. Desde este punto central puede moverse hacia fuera y desarrollar una atención conciente hacia el juego dinámico y las dinámicas de las energías humanas y universales. Acuario debe entrenarse "para permanecer conciente del todo en relación a su propio nivel de participación" mientras se expresa a sí mismo a través de sus esfuerzos creativos. Es parte de su proceso de despertamiento el tomar parte de todas las variadas corrientes de la vida humana y traer estas expresiones de creatividad de vuelta al interior de él mismo. Durante este proceso profundiza su propia concienciación interior y cultiva su propia plenitud; Después de reunir y sintetizar en su propio corazón, vuelve a compartir el nuevo nivel de información asimilada[3].

El Acuario que está despertando debe reorientar su vida para pasar de ser alguien que usa a la sociedad para el beneficio personal a alguien que dedica su vida al servicio de otros. El Acuario que está despertando se hace conciente de su necesidad y de hecho capacidad para unir puntos de vista dispares tu alinearlos para el bien común.


ACUARIO DESPIERTO

La vida del Acuario despierto se despliega a través de una profunda conexión universal al Plan y a la Verdad. Cuando esta conexión es real, se manifiesta como un interés genuino e inclusivo en la humanidad, compasión por cada ser humano y ansia para trabajar por el bien común. Para que Acuario pueda ser conciente y desplegar su verdadero potencial, su sentido del compromiso a y participación en el colectivo debe estar fundado en base a una experiencia real dentro de él mismo. No hay sustitutos para esta experiencia. Los conceptos mentales no pueden sustituir, y de hecho interfieren con, la obtención de la Mente Universal.

El Acuario despierto usa sus obsequios naturales para relacionarse socialmente para alinear a los individuos de un grupo alrededor de un objetivo unificador. A través de sus esfuerzos creativos, Acuario dejará su marca en el mundo. "El flujo de su auto-expresión creativa" sintetiza la personalidad y el Alma en una unidad cohesiva[4]. Acuario une el cuerpo, la mente y las emociones en una única y singular expresión del Alma.

Reformadores sociales, revolucionarios, inventores se ven impulsados por la necesidad Aquariana para trabajar en busca de la libertad y la igualdad. Abraham Lincoln, Charles Dickens, Thomas Edison, Charles Darwin, Galileo... todos eran Acuario.

El Acuario despierto es el Sabio. Nos enseña a confiar en el proceso de la vida. El Acarreador de Agua demuestra que la razón de nuestra existencia es la de crecer y sobrepasar nuestras percibidas limitaciones y expandirnos más allá de nuestras ilusorias fronteras.

El Acuario despierto es el observador, el testigo objetivo que permite el flujo de todos los pensamientos, emociones e impulsos. Es el proceso que permite que el cambio suceda y la libertad resulte. Dado que el Acuario despierto está desapegado, es capaz de percibir la Verdad en cada situación y permitir que la evolución suceda justo en el momento oportuno de la Planificación Divina.

Acuario nos enseña que cuanto más estemos en contacto con el Ser, más estamos en contacto con lo Universal. La conciencia individualizada se convierte en conciencia universal. Cuanto mayor sea nuestra conexión con el Ser, mayor será nuestra concienciación del Uno que es el Ser. Una conciencia expandida inevitablemente hace que uno desee servir a la humanidad.

Acuario nos enseña que el único modo de cambiar al mundo es cambiándonos a nosotros mismos. La revolución empieza dentro de uno mismo y es conseguida cuando el Alma de cada individuo brilla para que todos lo vean. Acuario consiste en despertar y permanecer despiertos.

Acuario es el Revolucionario Divino. Es la conexión Aquariana la que siembra en nosotros la necesidad de sentirnos parte de algo mayor. Es la individualidad aquariana la que nos impulsa a definir nuestra contribución. Es el espíritu aquariano el que nos une con otros y forma alianzas necesarias para lograr nuestros objetivos en común. Es la energía de Acuario la que nos ayuda a acceder al poder de grupo. Acuario sabe que "Cuando dos o más están reunidos en Su Nombre, hay Amor." Es el impulso de Acuario lo que mantiene la visión y trabaja hacia la creación de un Nuevo Milenio sostenible, igualitario y pacífico.


ATRIBUTOS CLAVE

ADOREMECIDO
DESPERTANDO
DESPIERTO
Disperso
Orientado hacia las causas
Orientado al servicio
Indiscriminado
Dirigido
Visión que activa
Egocéntrico
Humanitario
Planetario
Personal
Impersonal
Transpersonal
Arquetipos que reflejan
Inventivo
Nacimiento de lo nuevo
Superficial
Expansivo
Universal
Anarquista
Revolucionario
Conocedor del Plan
Movimiento caótico
Movimiento con propósito
Movimiento cíclico
Disociado
Organizador
Unificador
[5]

PRANAYAMA PARA ACCEDER A LA MENTE UNIVERSAL DE ACUARIO

La mente obedece a la respiración. Todos los signos deben dominar la respiración. Para los signos de aire esto no es tan sólo un requerimiento, es una prioridad de primer orden. Todos las pranayamas o ejercicios de respiración son efectivos para poder abrir los canales de la mente. La respiración también nos da un mecanismo para observar y dirigir la mente.

Cada pensamiento es una oportunidad para prestar atención, para observar, permitir, dejar ir y seguir tu camino. Cada inhalación y exhalación es un obsequio que puede traernos atención conciente y concentración y puede ayudarnos a estar presentes en nuestro cuerpo y a estar conectados a la energía universal.

No hay atajos cuando estamos entrenando la mente. Compromiso y dedicación son dos requerimientos. Afortunadamente hay poderosas tecnologías que hacen posible esta formidable tarea.

1. Kundalini yoga, otras formas de yoga y artes marciales alinean el cuerpo físico y ayudan a equilibrar las emociones de tal manera que la mente puede empezar a soltarse y relajarse.

2. La respiración es la herramienta más obvia y rápidamente disponible. Ejercicios de respiración, o pranayamas nos permiten entrar directamente en contacto con los distintos sectores de la mente.

3. Jappa o la repetición de pensamientos Divinos es otra herramienta más que puede ser usada en cualquier momento. La repetición interna o en voz alta de mantras concentran la mente en un pensamiento Divino y reprograma la mente subconsciente.


PARA UNA REDUCCIÓN RÁPIDA DEL STRESS

Reduce el número de tus respiraciones a 4 ó menos al minuto. Tu mente empezará a relajarse y a entrar en un estado meditativo.


CULTIVANDO TU CONEXIÓN DIVINA INTERNA

Uno de los objetivos de los yoguis es el de automáticamente y mentalmente repetir un mantra en la exhalación e inhalación de cada respiración. Yogui Bhajan nos enseña el mantra-semilla SAT NAM. Inhala SAT; la Verdad. Exhala NAM; apelar a, nombrar o identificarse con. Esto es una práctica fácil a la vez que poderosa que puedes usar en cualquier momento del día o la noche, cuando necesites calmar tu mente y entrar en un estado mental/emocional más pacífico.


RESPIRACIÓN DE UN MINUTO

Yogui Bhajan ha enseñado tres meditaciones para ser practicadas a diario durante la transición de la Era de Piscis a la Era de Acuario. La primera son 11 minutos de kirtan kriya o meditación Sa Ta Na Ma, (la cual puedes ver pinchando aquí). La segunda son 31 minutos de Sat Kriya. La tercera son 11 minutos de la respiración de un minuto.

La secuencia consiste en inhalar 20 segundos, mantener la respiración durante 20 segundos y exhalar durante 20 segundos.

Observar tu mente durante la Respiración de Un Minuto, ayuda a cultivar los poderes de la mente y sintonizarnos con la Mente Universal. La Respiración de Un Minuto nos convierte en intrépidos al ayudarnos a superar el miedo a la muerte. También da una energía ilimitada y nos une con la energía universal del Amor que fluye con la respiración. Es a través de la respiración que el Acarreador de Agua transforma el espíritu del Amor en la sustancia de la conciencia o agua.

Suena fácil, pero para mucha gente no lo es y requerirá práctica. Hay un par de trucos que facilitan la realización correcta de este ejercicio.
  1. Precede este ejercicio con la respiración de fuego o la respiración larga y profunda, sólo o mientras realizas ejercicios de yoga.
  2. Relaja el cuerpo mientras respiras y mantienes la respiración.
  3. Crea una base en tu triángulo inferior por debajo del ombligo que no participe en el proceso de respiración. Esto significa no llenar completamente tu vientre con aire. La respiración será desde el centro umbilical hacia arriba. Esto previene una exhalación o inhalación rápida, lo cual permite que el patrón de respiración se vuelva más lento y profundo.

Empieza con la cantidad de tiempo que te sea cómoda y aumenta poco a poco. Un reloj digital, repetir un mantra que dure 20 segundos o entonar un mantra que tiene intervalos definibles de 20 segundos también son cosas que te pueden ayudar.


REFERENCIAS Y PIES DE PÁGINA


"Alive and Well with Pluto", Bill Tierney, Llewellyn Publications, St. Paul, MN, 1999 p. 259-374


También te puede interesar:




[1] Oken, p. 236
[2] Oken, p. 234-5
[3] Oken, p. 235
[4] Oken, p. 237
[5] Oken, p. 238-9