domingo, 10 de febrero de 2013

Año de la Serpiente de Agua 2013


2013 El año de la Serpiente de Agua Yin


Hoy comienza, junto con la luna nueva, el año nuevo chino, el año de la Serpiente de Agua. La serpiente es un signo del elemento fuego y el 2013 es del elemento agua. Se trata de una combinación de elementos en aparente conflicto, ya que el agua “apaga” el fuego, a menos que la potencia del mismo, consuma al agua. Mas agua y fuego son los dos generadores de vida por excelencia, por lo que más allá de su “lucha” por la supervivencia de alguno de ellos, el año de la Serpiente trae consigo innovaciones, sorpresas, y el perfume de la vida.

Así hoy comienza el año de la serpiente de agua, que termina el 30 de enero 2014. Y con él ha comenzado también la Primavera en China en donde se realizan diversos festivales y rituales para atraer la buena fortuna cada año. Aunque este año, es considerado como un año que inicia sin Primavera, esto quiere decir que es un año donde el año solar inicia antes que el año lunar y son años que se consideran lentos y con dificultad de crecimiento.

Por otra parte, la Serpiente de Agua Yin, es considerada, dentro de la astrología china, como un animal sagrado, de aspecto positivo y de buena suerte, también relacionado con la sabiduría. Se piensa que es un signo favorecedor para las mujeres. Aporta una tendencia al arte, en especial hacia la música, otorga cualidades excelentes para la diplomacia.

La serpiente es la sexta de las doce ramas terrestres, en Chino se llama Si y simboliza lo enigmático, lo inesperado y lo misterioso. Belleza y sabiduría. Su apariencia es serena y tranquila pero su agilidad mental es sorprendente. Profunda y consejera. Esotérica y espiritual, la serpiente es considerada mística en algunas tradiciones. Psíquica, mística, religiosa y espiritual. Decidida y activa, le estimulan el debate y la creatividad. Excelente juez y buscadora de oportunidades, perseverante y energética. Confiada, ególatra, sensata. Analista, gusta de ver todos los ángulos y puntos de vista. Rápida, intensa, clara, ama los retos. Difícilmente revela sus secretos, reflexiones y pensamientos.

Así la serpiente de agua que rige en 2013, se caracteriza por ser la más enigmática de todos los signos del zodiaco Chino. Por su practicidad es capaz de obtener y lograr lo que desea. Su inteligencia le imprime una gran habilidad de analizar y profundizar en las situaciones, tiene una agudeza muy particular lo que se refleja en ser difícil de engañar.

Genera alto reconocimiento en todo lo que hace ya que es bastante preparada, hábil e inteligente. Es considerada altamente peligrosa en el sentido de que es misteriosa y nunca sabrás sus reacciones y pensamientos lo que la convierte en incomprensible.

Por consiguiente es un año que se perfila como un año de grandes retos para retomar la esencia. Este año es recomendable alejarnos de la superficialidad. Es un año de acertijos mentales y de mucho análisis. Enfocarnos en no desviarnos o dejarnos influenciar por los sentimientos y los chantajes emocionales.

Durante el año de la Serpiente es importante actuar haciendo uso tanto de la inteligencia, como de la intuición. La cualidad de análisis se hace necesaria por varias razones, tanto para aprovechar las múltiples oportunidades que este año trae consigo, como para no tomar decisiones equivocadas y sufrir perdidas en todos sentidos. Es un año ligado a la acción, las actitudes perezosas traerán desventura.

Los estados meditativos, introspectivos, serán la gran herramienta del año. Desde otro ángulo de percepción es un periodo que requiere de acciones precisas, adecuado para sentar bases firmes que perduran, que darán sostén a etapas futuras de la vida, para ello es necesario conducirse con sentido práctico y realista. Ir sin prisa, más con determinación.

Es un año que nos va a llevar a explotar todas nuestras habilidades y enfrentarnos a nuestras carencias. Quedará más que evidente quién abusa y obtiene beneficios a través de la ingenuidad de otros. Es recomendable mantenerse atentos para evitar ser víctimas de abuso de otras personas que, por medio de su habilidad nos despojen de lo que hemos logrado y trabajado. Año de cuidado y no pecar de ingenuidad, ya que podría traernos problemas.

Año en el que debemos de aprender a romper el miedo y aventurarnos hacia nuevas experiencias. El equilibrio lo encontraremos en la creatividad y la capacidad de reinventarnos. La frase de este año es: ¡ARRIÉSGATE!

El año puede ofrecer aspectos muy positivos, es momento de actuar con valentía y decisión, utiliza tu experiencia y el diálogo para negociar. Convence a través de tu actitud y firmeza.

Actúa buscando el contacto con la naturaleza y retomando su esencia. Este año, la naturaleza está en posición de búsqueda de equilibrio por lo que sus manifestaciones serán fuertes. Hacer yoga, pranayamas, deporte, oxigenarte, realizar actividades al aire libre equilibrarán tus emociones y estado de ánimo, fortalecerán tu energía personal.

Es un año para enfatizar tu alimentación con frutas y vegetales para sentirte fresco y creativo. Momento de enfocarse en ser dinámico, atrevido, decidido e innovador. Etapa en la que el planear y estructurar proyectos nuevos es muy favorable. Buen momento para inicios.

El feng shui nos aconseja, como elemento clave a integrar durante este año en la decoración de casa, la madera: verde, turquesa, azul claro, objetos de madera, formas alargadas, líneas verticales, flores, plantas, frutas, árboles, vegetales. Esto pondrá la energía del año en equilibrio. Todo esto te ayudará a mantener el equilibrio y la armonía durante este año. Las piedras semipreciosas y minerales para atraer la fortuna en este año: son pirita, cuarzo citrino y cuarzo transparente, también monedas de oro y plata, espejos y podrían servir hasta un imán de herradura.

“Comenzamos un año yin, de renovación, sanación, de volver a la esencia, de atreverse a tomar riesgos, de buenos inicios. Un año para soltar la piel vieja y conectar con la sabiduría ancestral de la serpiente, enriquecida con las cualidades del elemento agua: intuición, emoción, sexualidad, creatividad, profundidad y feminidad. Todos estos elementos nos acompañan en un viaje interno de transformación.”


¡¡Feliz año de la serpiente de agua!!


Basado principalmene en los escritos de Mónica y Bruno Koppel, sobre el año de la serpiente de agua.


También te puede interesar: