jueves, 12 de junio de 2014

Limpieza Nasal, Jala Neti

Jala Neti  -  Limpieza Nasal Yóguica

"..con la práctica de Neti Kriya se curan los desórdenes
debidos a la flema y aumenta la visión interior.."

Gheranda Samhita



Hola muy buen día, seguimos con la serie de entradas sobre limpieza yoguicas, y es que el Yoga posee un interesante repertorio de técnicas de purificación corporal (kriyas) que intentan mantener el cuerpo en óptimo funcionamiento.

Estas técnicas de purificación son rutinas de limpieza corporal, que ayudan al cuerpo a eliminar las toxinas, calmando la mente, quitando tensiones y eliminando bloqueos energéticos.

Jala Neti es una de ellas y se utiliza para limpiar las cavidades nasales. Es una técnica muy sencilla, práctica, segura y de gran utilidad para nosotros occidentales, ya que permite incrementar la capacidad respiratoria (cantidad y calidad), ayudar a prevenir y mejorar muchos tipos de desórdenes como alergias, congestión nasal, resfriados, asma, sinusitis, bloqueos nasales crónicos, respiración por la boca, limpiar la mucosidad acumulada y en definitiva sentir el aire fresco y puro conectándose con la respiración e incrementando la energía vital de todo el organismo.

La nariz es un órgano mucho más importante de lo que creemos. Los rinólogos enumeran hasta 30 funciones diferentes (filtrar el aire absorbido, humedecerlo, percibir olores, etc.) Y así como tenemos el habito de lavar lo dientes, deberíamos también tenerlo para limpiar la nariz que es nunca limpiamos y que además ensuciamos porque por ella pasan cada día 16.000 litros de aire dejando gran cantidad de partículas, bacterias, etc.  Además, la contaminación, el tabaco y la dieta rica en azúcares, lácteos y harinas refinadas perjudica a las mucosidades, volviéndolas densas y espesas.

Por ello se recomienda limpiar la nariz y mantener los conductos nasales despejados, y una gran ayuda para ello sin duda es Jala Neti  que es la manera más efectiva, económica y simple de evitar y curar un sinnúmero de trastornos que se originan en las fosas nasales y el aparato respiratorio en general. Con ello limpiamos la zona, expulsando el polvo, grasa y contaminantes, lavando a fondo las sensibles terminaciones olfativas y con todo ello aumenta nuestra capacidad para extraer y asimilar el aire físico y energético (prana).

Pero vamos a la parte práctica:


Preparación:

Es muy fácil. Se calienta agua a la temperatura corporal, diluyendo una cucharadita de sal por cada medio litro. La idea es aproximarse a la temperatura y salinidad de los conductos nasales para que no se produzca un intercambio osmótico de líquidos con las membranas nasales.

Para ello se utiliza una especie de tetera denominada LOTA, un utensilio de cerámica, bronce o plástico con un tubo que se introduce por nariz. Se compra en tiendas especializadas, aunque también vale una tetera o similar. Puede ser de diversas formas y tamaños. Aunque es muy recomendable hacerlo con una lota que contenga, como mínimo 700 cc. Ello permitirá una limpieza adecuada y firme.



Consiste en hacer pasar esta solución salina de agua tibia por una fosa nasal, para que salga por la otra. En el proceso toda suciedad, mucus, bacteria, etc. son arrastradas por el flujo de agua.

Hay algunas variantes, pero el principio es el mismo: que el agua arrastre todo tipo de impurezas que se encuentren dentro de las fosas nasales. 


Método:

Se inclina el cuerpo hacia delante en el lavabo, se ladea la cabeza, y ajusta el tronco hacia delante, para conseguir una posición en la que el agua cae hacia la otra fosa nasal por la fuerza de la gravedad. Intenta regular el ángulo de inclinación de la cabeza a efectos de mejorar la circulación del agua; para que de esta manera adquiera velocidad y libere las obstrucciones dentro de la nariz.

Ahora se inserta la punta de la lota/tetera en el orificio superior de la nariz y se va vertiendo poco a poco. Se trata de que el líquido entre por el lado superior de la nariz y salga por el inferior. Mantener la posición hasta que la lota quede vacía si es sencilla, o hasta que se vacíe a la mitad aproximadamente, si es doble, y repite todo el proceso por el otro lado.

Antes de cambiar de fosa nasal, hay que sonar la nariz por ambas fosas nasales al mismo tiempo, con suavidad (con especial precaución al sonar si tienes historiales de sangrado por la nariz).

Es importante abrir la boca y respirar por ella normalmente. De esta forma, se evita un efecto de vacío.

Secado:

Cuando se acaba el agua de la lota, nos tapamos alternativamente la nariz y soplamos con fuerza para expulsar suciedad. Repitiendo unas 10 veces por cada lado (con la cabeza mirando hacia arriba, hacia abajo, y ladeada a izquierda y derecha) la nariz se seca. Se puede cerrar una fosa con un dedo y espirar fuertemente por el otro para secar en profundidad. El secado es muy importante. Hay que repetirlo hasta que se note la nariz perfectamente seca.

La prueba de que hemos hecho correctamente la limpieza nasal es que notemos cómo la sensibilidad olfativa aumenta enormemente.


Aún siendo un procedimiento simple e indoloro hay que respetar detalles mínimos:

  • Asegúrate que la sal contenida en la solución esté bien disuelta.

  • Prueba la temperatura del agua con la yema del dedo meñique o con la parte interna de la muñeca.

  • Una vez iniciado el proceso, trata de no interrumpir el flujo de la solución por las fosas nasales, es decir, hazlo todo de una vez.

  • Realiza todo el proceso con el cuerpo relajado.

  • Completa el proceso de secado cuidadosamente. 

  • No obstruyas una de las fosas nasales con el dedo para luego exhalar violentamente por la otra.

Precauciones:

  • Se puede practicar en cualquier momento del día salvo después de las comidas.

  • Jala Neti no está contraindicado en ninguna enfermedad en particular pero deben consultar a un especialista aquellas personas con presión arterial alta, migrañas.

  • Personas con tendencia a que les sangre la nariz deben tener cuidado y hacerlo sólo bajo una supervisión experta.

  • Los niños entre las edades de 3 y 7 años por lo general necesitan ayuda.

  • Nada que no sea agua caliente con sal debe ser utilizado por los principiantes.

  • El paso del agua debe ser sin molestias. Debe ocurrir de forma natural y sin forzar. Cualquier sensación de dolor suele indicar un exceso o un defecto de sal. Si después de varios intentos sigue doliendo, es mejor abandonar la práctica y consultar a una persona con experiencia.

  • Suele ser más fácil si estamos relajados. Cualquier tensión en la cabeza hace que la nariz se cierre, impidiendo el paso del agua. Una limpieza previa de residuos (con un pañuelo o exhalando varias veces con fuerza) puede ayudar a un mejor tránsito.


Hemorragias nasales

Las personas con problemas de sinusitis crónica, que han estado tomando medicamentos con cortisona durante años, suelen tener un historial de hemorragias nasales. También las personas que trabajan en ambientes químicamente contaminados, al igual que los que sufren de  "estrés", o aquellos con presión arterial alta.

En estos casos, puede realizarse la limpieza, pero teniendo cuidado de no tocar la nariz con demasiada fuerza al cambiar de fosa nasal y también extremar precauciones en el secado de la nariz. Si al realizarlo la primera vez todo va bien, como precaución recomendamos que:
• Siempre utilices el agua más pura y la sal más pura.
• No uses agua demasiado caliente ni demasiado salada.
• No te suenes la nariz duramente cuando cambies de fosa nasal o en el secado.
• No te cuelgues boca abajo por mucho tiempo durante el secado.
• No practiques Jala Neti más de una vez al día sin el consejo de un especialista.
• En caso de una hemorragia nasal durante o después de Jala Neti, se debe reducir a días alternos o dejar de hacer Jala Neti hasta un asesoramiento cualificado.


Recomendaciones y consejos en caso de bloqueos:

Es bastante común las primeras veces que se practica que el agua fluya posteriormente hacia la garganta y lo que queremos realmente es que el agua pase por la parte posterior de las fosas nasales. Pero si el agua pase a la parte posterior de la garganta por accidente. Es sólo una cuestión de escupirla. Si te ocurre esto, puede ser por los siguientes motivos:

• Ángulo incorrecto de la cabeza y / o en la lota.

• Respirar por la nariz mientras el agua fluye.

• Hablar mientras fluye el agua.

• Tragar mientras que el agua fluye.

• Absorber hacia atrás en lugar de soplar hacia fuera con el cambio de orificio nasal.

• Una obstrucción en la mucosa abundante en el lado de salida del agua provocando un "embalse" con un efecto de que el agua va hacia arriba y atrás hacia la garganta en vez de fluir por la fosa nasal saliente.

Si en cambio el agua no sale por la fosa nasal de salida (después de darle unos 10 segundos para hacerlo), antes de concluir comprobar lo siguiente:

• Verifica que el extremo de la lota nasal de no se tapa contra el interior de la nariz, bloqueando así el agua que sale de la lota. Alinea el pico de la lota en línea con el paso nasal, y no lo empujes con demasiada fuerza.

• Comprobar que la lota se inclina lo suficiente para que el agua fluya hacia la nariz.

• Verifique que el agua no esté demasiado fría puesto que el agua fría contrae las fosas nasales.

Para aquellos con una obstrucción total, donde el agua no puede salir de la fosa nasal ya sea en de un lado o del otro. No hay que preocuparse, a menudo es sólo una mucosidad espesa que necesita tiempo para que el agua salada caliente lo pueda disolver. Como sucede cuando hay un resfriado. Si perseveras podrás eliminar ese bloqueo, y beneficiarte de sus beneficios.

En caso de que una (o las dos) fosas nasales se encuentren taponadas con mucosidad y el agua no fluya: Se mantiene la misma técnica dejando que el agua tibia entre en contacto con la mucosidad (aunque no fluya hacia la otra fosa nasal). Se mantiene el contacto del agua con la mucosidad entre 15 y 30 segundos. Se retira la cánula y se deja fluir al exterior el agua que ha estado en contacto con la mucosa. Sonar la nariz con suavidad y repetir este proceso varias veces hasta terminar el agua. Repetir el proceso por el otro lado. Secar los últimos restos de agua con papel. Se puede efectuar esta limpieza una vez al día, preferentemente antes de desayunar o de cenar, o varias veces si hay congestión nasal.

Si, después de varios intentos en el paso anterior, todavía no fluye el agua, es porque puede haber un bloqueo ese día debido a un problema nasal como una inflamación o una hinchazón. Inténtalo otro día. Si después de unos días el flujo de aire nasal desequilibrado no parece cambiar, y si después de otro intento de Jala Neti todavía no hay éxito en conseguir que el agua fluya, puede ser que tengas un bloqueo estructural (Hueso o cartílago que obstruye el paso). Asesórate visitando a un otorrinolaringólogo especialista para la causa de la obstrucción.

Para una buena limpieza, te recomendamos, ir poco a poco, acomodar la cabeza en la posición correcta antes de que el agua empiece a salir de la lota. Recuerda abrir la boca y respirar un poco con la boca relajada antes de inclinar la lota para que el agua salga.


Un poco de anatomía:


La primera línea de defensa nasal son los pelos minúsculos llamados "cilios", que hace de trampa de partículas de mayor tamaño en la nariz. Estos cilios están generalmente limpios por el acto de la respiración normal y por sonarse la nariz, pero a veces, debido a una gradual acumulación de suciedad, pueden obstruirse. La totalidad de los conductos nasales desde la punta de la nariz a la garganta (y más allá) están cubiertos con una capa de moco. Este moco se secreta dentro de la mucosa nasal cubriéndola, y su función es atrapar pequeñas partículas extrañas y bacterias. La mucosidad sucia es habitualmente expulsada, al toser o tragar. Los conductos nasales son un mecanismo de filtrado más fino que, si están infectados, secretan una mucosidad nasal para desalojar a los gérmenes. Esto generalmente se llama sinusitis y puede ser un síntoma a corto plazo o una condición crónica.

En la practica de Jala Neti, parece obvio que el uso de agua caliente, afloje y disuelva cualquier acumulación interna de suciedad y bacterias del revestimiento mucoso y los lleve hacia el exterior. Pero lo que no puede ser tan obvio es que, debido a la gravedad y el efecto venturi, los conductos de los senos también son drenados por el vacío de flujo de presión del agua. Mientras que normalmente sería imposible el drenar un "callejón sin salida", como en el caso de los senos, Jala Neti lo consigue ingeniosa y simplemente. Para aquellos con condiciones de moco espeso, así como con el funcionamiento de los senos paranasales, se puede sentir alivio de la presión en los senos en cuestión de segundos. Además, las trompas de Eustaquio (que son también los pasajes sin salida), reciben exactamente los mismos efectos que los senos paranasales. Por lo tanto, Jala Neti es muy beneficioso para los bloqueos y las infecciones del oído medio, mediante el drenaje de tubos aliviando la acumulación de presión, así como eliminando los gérmenes.

En una observación mas detallada, también se observa que a través del efecto de la ósmosis y la capilaridad, los vasos sanguíneos de la nariz también son estimulados para limpiarse. Los ojos también son afectados beneficiosamente por Jala Neti. De los conductos lagrimales, que conectan a los ojos en las fosas nasales, obtienen el mismo cuadro de efectos de los senos, y esto se traduce en un mejor sentido, produciendo una visión mas clara. 

La nariz es el "aire acondicionado" del cuerpo. Una de las muchas funciones de la nariz es la de regular la temperatura y la humedad del aire entrante. Esto es necesario para que la respiración no pase por la garganta y entre en los pulmones demasiado caliente o demasiado frío, demasiado seco o demasiado húmedo. En la exhalación, la nariz también ayuda a extraer el calor excesivo de la parte frontal del cerebro, que es la parte donde el pensamiento se produce, y donde se acumula el mayor calor bajo estrés. Las personas con obstrucción nasal crónica terminan respirando por la boca de forma habitual, por lo tanto, refrigeran con la garganta, desequilibrando la función de la tiroides. También tienen pulmones más fríos, lo que crea un exceso de humedad y secreción de moco en la zona. Algunas personas tienen "fosas nasales secas" y sufren de sequedad, con costras en la nariz, con problemas de sangrado. Otros "mojan" constantemente los senos y los tejidos siempre con inhaladores perpetuando la nariz tapada y bloqueada. La práctica regular de Jala Neti ayuda a establecer el medio ambiente adecuado regulando la temperatura y la humedad en la nariz. Dependiendo de las condiciones de vida, las dietas, la personalidad de las personas, etc, muchas dolencias comunes se pueden aliviar simplemente restableciendo el ambiente correcto en la nariz.

Otro aspecto de la fisiología, que afecta a Jala Neti, es la relación entre la función olfatoria, y el sistema nervioso del cuerpo. De acuerdo con la ciencia médica, hay dos ramas del sistema nervioso autónomo llamadas simpático y el parasimpático, que están constantemente trabajando para tratar de mantener el equilibrio de la función humana. Cada uno de estos sistemas afectan a los diferentes órganos y funciones del cuerpo. Básicamente, uno controla las funciones de la estimulación y el otro controla las funciones de la sedación. Esta dualidad entre estimulación y sedación se relaciona exactamente con lo que los maestros de Yoga llaman el Ida y el Pingala, que son canales de energía, y pasan por cada una de las fosas nasales. De acuerdo con la ciencia del yoga, equilibrando la función respiratoria nasal, mejora el equilibrio de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, y equilibrando por lo tanto, una mejor función del sistema nervioso de todo el cuerpo. Así por la limpieza, el equilibrio y la manipulación de estas dos fuerzas opuestas y complementarias, se mantiene la salud física y mental. Por ello es sabido que Jala Neti puede aliviar la tensión mental y los dolores de cabeza, así como por ejemplo los trastornos graves del sistema nervioso como la epilepsia, y los desequilibrios psico-emocionales, como la ira.


Sales que se recomiendan para el uso de Jala Neti

No todas las sales están indicadas para esta limpieza, idealmente, debería utilizarse la sal marina pura, además cuanto más fina sea mejor para una disolución más rápida. Si no tienes sal fina, la puedes moler. Se puede encontrar en los supermercados y tiendas de salud.
A continuación te señalamos algunos tipos de sales, así como su idoneidad para esta limpieza:

Sal de cocina o sal refinada. Esto generalmente es sal pura del mar, pero hay que comprobar en el paquete. Recuerda que buscamos que sea fina, si no le es, te tocará molerla.

La sal de mesa. Es sal fina de cocina pero con añadidos para que no se apelmace, y por tanto no se atasque en el salero, ¿Pero quién necesita de aluminio, silicona o yodo por la nariz? Aunque puede utilizarse para Jala Neti sin ningún riesgo, sobre todo cuando la sal de cocina no está disponible, pero trata de evitarla, si es posible.

La sal Vegetal. Esta es una mezcla de compuestos de sales, hierbas y especias, por lo que no va bien para Jala Neti.

Sal de roca. Dependiendo del origen, las sales de roca tienen otros minerales y por tanto no se recomienda para Neti. Por lo general son muy grandes con duros cristales. Agradable para cocinar, pero no para pasar por la nariz.

Sal macrobiótica. A menudo, de color grisáceo. Por lo general, es sólo sal del mar de Japón y por lo tanto, más cara que la sal local, no es necesario este gasto, pero si lo quieres puede utilizarse para Jala Neti.


Beneficios:

  • Sencillo y simple, fácil de realizar de forma domestica.

  • Elimina la suciedad de las mucosidades además de bacterias y residuos acumulados en las fosas nasales.

  • Ayuda a respirar mejor, reduciendo la tendencia a respirar por la boca.

  • Previene contra enfermedades como asma, resfriados, bronquitis, sinusitis y alergias, además de regular temperatura y humedad de la nariz.

  • Por la conexión con otras zonas del cuerpo, sus beneficios se extienden a garganta, oídos y ojos mejorando su salud.

  • Por ejemplo Jala Neti es de gran beneficio para los problemas asociados con los ojos. Que ayuda a eliminar toxinas de los conductos lagrimales, favoreciendo una visión más clara y le da un brillo en los ojos.

  • Puede ser beneficioso para ciertos tipos de trastornos del oído, comoinfecciones en el oído medio, otitis.

  • Neti mejora la sensibilidad de los nervios olfatorios, ayudando a restaurar la pérdida de sentido del olfato, y por lo tanto beneficiando al sentido del gusto y a los procesos digestivos.

  • Tiene un efecto refrescante y calmante en el cerebro alivia tensiones de la cara, dando alivio y relajación mentales por tanto es beneficioso para los dolores de cabeza, migraña, epilepsia, ansiedad, mal humor, histeria, depresión y la tensión mental en general.

  • Equilibra la respiración entre ambos lados de la nariz, armonizando la actividad de los dos hemisferios cerebrales.

  • Tiene efectos sutiles sobre las glándulas pineal y pituitaria que controlan el sistema hormonal. Esto tiene un efecto armonizador en el comportamiento emocional.

  • Espiritualmente, ayuda al despertar del sexto chakra (ajna chakra) ayuda a despertar los estados superiores de la meditación. Según el Yoga se agregan a estos beneficios físicos, otros del tipo energético ayudando a equilibrar las energías del cuerpo (prana) y equilibrando la mente.

  • Ayuda a estimular un mejor poder de visualización y concentración y aporta una sensación de ligereza y claridad a la mente.

  • Neti es excelente para aquellos que intentan dejar de fumar. Ya que reduce la tendencia a respirar por la boca, Neti re-sensibiliza la nariz a la ingestión del humo, por lo tanto prepara al cerebro para poder rechazar el tabaco sin adicción psicológica.

En un principio la técnica puede parecer rara o bien generar rechazo, sobre todo a  aquellos que no tienen mucha idea del funcionamiento interno de la las cavidades nasales, pero no es menos natural que el cepillado de los dientes cada día. Una vez   vencida la primer impresión, te sorprenderá como algo tan sencillo puede generar tanto bienestar y comodidad además de comprobar los beneficios de la técnica en el cuidado y mantenimiento de la salud general del organismo.



Conclusión:

Es una práctica muy sencilla, natural, agradable, barata, eficaz y sus beneficios son más de los que pueden parecer a simple vista. Un poco de agua, un poco de sal, una lota y tres minutos es todo lo que necesitamos, y los efectos duran horas.

Muy recomendable sobre todo para estos tiempos en que vivimos rápidamente, con contaminación del aire, agua, de los alimentos, del cuerpo, etc.

Eso sí, requiere un mínimo de experiencia, hasta hacerse con el punto de sal, la temperatura y la posición corporal. Una vez conquistada, se puede hacer incluso todos los días, manteniendo la nariz despejada y sana logrando relajación y salud.

Se recomienda para todas las personas  y especialmente para los deportistas (potencia la oxigenación), alérgicos, para los que sufren sequedad de fosas nasales, congestión, sinusitis, ronquidos, faringitis, rinitis, afonía, dolores de cabeza…

Hay quien aconseja esta ducha nasal 1 ó 2 veces a la semana pero también hay quien plantea que hay que hacerlo a diario y en ayunas. Cuando hay mucha mucosidad se puede repetir varias veces al día, la última antes de dormirse.

Además Jala Neti (junto con muchos otros métodos de yoga) es muy beneficioso para el estrés mental y emocional. La relajación es uno de los principios primarios del yoga y la meditación. Y Jala Neti se puede considerar como "Primera Ayuda "en los protocolos de manejo del estrés.


¡Así que sin duda te recomendamos que pongas una lota en tu vida!