jueves, 14 de abril de 2016

El quinto chakra

Hola muy buen día,

Seguimos con una serie de entradas sobre cada uno de los chakras, aprovechando que se esta desarrollando en nuestro centro el TALLER DE CHAKRAS, que dirige con mucho amor y dedicación nuestro compañero Pierre Wappenhans.

Aquí por tanto la información sobre el quinto chakra:


QUINTO CHAKRA
Por Pierre Wappenhans





NOMBRE: Vishuddha

LOCALIZACIÓN: base del cuello.

ÓRGANOS ASOCIADOS: trapecios, tiroides, laringe, faringe, boca y demás rasgos de la cara. Cuerdas vocales (expresión). Nuca y cervicales (comunican mente y corazón).

ELEMENTO: sonido, éter.

COLOR: azul marino.

FORMA GEOMÉTRICA: círculo.

SONIDO: vocal: “I”. Mantra: HAM.

ALIMENTOS: frutas en general. Especialmente las bayas azuladas, por el color: arándanos, grosella negra. (Se puede tomar en zumo).

MINERAL: sodalita, turquesa, lapislázuli.

ACEITE ESENCIAL: ámbar de Cachemir.

ESENCIA FLORAL: brezo (heather en inglés), flor de Bach: para el exceso de locuacidad para reclamar la atención.


ARQUETIPOS FUNCIONALES:

·      EL COMUNICADOR. Capaz de comunicar su verdad en todo momento sin herir, escuchando al otro. Se  expresa con sinceridad en todo momento, siempre desde la escucha del otro, entrando en resonancia, en sintonía con él. Sabe expresar, su manera de sentir, de pensar, su visión, con total transparencia.

·      EL CREADOR. Tiene la capacidad de crear su propia vida, en cualquiera de sus ámbitos,  como un vivo reflejo de su propia naturaleza: en su trabajo, es capaz de desarrollar su vocación; en su hogar, crea un lugar en acorde con su sensibilidad; se relaciona con personas realmente afines; en su familia crea un vínculo armónico. Vive la vida con una creatividad constante, siempre como un reflejo de él mismo.


ARQUETIPOS DISFUNCIONALES:

  • EL NIÑO REPRIMIDO O SILENCIOSO. Se ha acostumbrado a ocultarse, a callar su verdad por miedo a ser dañado, menospreciado o abandonado. Su riqueza permanece dentro de él y no la comunica. Se refugia en su mundo interior. Este arquetipo se origina muy a menudo en nuestra infancia, al haber recibido muestras de menosprecio (“¡Eres un desastre!” “¡Qué torpe que eres!”), de comparaciones, y muchas veces de abandono. (“Si te vistes así, si te relacionas con esta gente, si no vas a hacer tal carrera universitaria…, no cuentes conmigo”).

  • EL CHISMOSO. Pierde su energía a través del uso inconsciente de la palabra, que derrocha en críticas o chismorreos.

  • EL JUEZ INTERIOR. Es un arquetipo rígido, inflexible. Es intransigente. Juzga cada acción, cada palabra, tanto las propias como las ajenas. Tiene unos cánones muy rígidos para dictaminar lo que está “bien” y lo que está “mal”. Su expresión está por lo tanto totalmente desprovista de espontaneidad. Se expresa desde la mente, desde lo que considera correcto, nunca desde el corazón. Este arquetipo es como una memoria de todos los juicios recibidos por otras personas y que hemos hecho nuestros, con los que nos hemos identificado.


FUNCIÓN PRINCIPAL:
La comunicación. La expresión. La escucha. La resonancia. La creatividad (el arte de crear mi propia vida). La vocación. La conexión con el propósito más elevado.


LECCIÓN EVOLUTIVA:
·      Desarrollar la autenticidad, la transparencia y la integridad entre lo que soy, lo que digo y lo que hago.
·      El arte de crear mi propia vida como un fiel reflejo de mi  verdadera naturaleza.
·      Aprender el uso impecable de la palabra, la expresión sincera y la comunicación.
·      Abrirnos a una nueva calidad de la comunicación, que nace de una profunda sintonía, escucha y resonancia con el otro.


SINTÓMAS FÍSICOS O ENFERMEDADES EN CASO DE BLOQUEO:
  • Contracturas de cuello y trapecios, tortícolis, cervicalgias.
  •  Afecciones de la voz, afonías.
  • Dislexia.
  • Afecciones de la garganta: laringitis, faringitis.
  • Afecciones de la tiroides.


SÍNTOMAS O ENFERMEDADES PSÍQUICAS:
  • Represión.
  • Tartamudeo por bloqueo emocional.
  • Problemas para expresar ideas o sentimientos.
  • Timidez.
  • Fobias. (Ej.:“Miedo escénico”).


AFIRMACIONES:

  • “Lo que tengo que decir merece ser escuchado”.
  • “Para mí, es seguro expresar”.
  • “Yo… soy un ser íntegro. Todo lo que manifiesto y expreso es un reflejo de mi interior”.
  • “Yo… tengo derecho a expresar mis sentimientos”.
  • “Yo… me comprometo con mi propia verdad y disfruto compartiéndola con los demás”.
  • “Lo que tengo que decir es valioso para otros”.
  • “Yo… confío en la integridad de mis palabras”.


ASPECTO YIN: Expresar sentimientos, amor, afecto. Escuchar. DESCUBRIR nuestra vocación.

ASPECTO YANG: Expresar ideas, pensamientos. Desarrollar nuestra profesión con creatividad. MANIFESTAR nuestra vocación.


VISHUDDHA, EL COMUNICADOR

Si cada chakra puede verse como un miembro de nuestra familia interior, Vishuddha, el quinto, es nuestro portavoz, el que facilita la comunicación entre todos los miembros del sistema, asegurando la unidad y armonía interiores.

Ya desde el punto de vista fisiológico, la comunicación es fundamental: existe en nuestro cuerpo una extensa red de canales de comunicación que permiten informar a cada órgano del estado del sistema. Esta comunicación permitirá al mismo organismo segregar las hormonas o las enzimas necesarias, activar o inhibir el metabolismo de un determinado órgano para mantener el equilibrio y la armonía del sistema.

La comunicación se establece sobre todo a través del sistema nervioso, pero también a través del sistema circulatorio o linfático.

Asimismo, el quinto chakra “escucha” todas las voces de nuestro interior: la voz del corazón, del instinto y de la mente. La voz de nuestros personajes internos. Un quinto chakra armónico busca el “acorde perfecto”, en el que todas las voces se unifican y armonizan.

En la tradición del yoga, a este chakra se le asocia un “quinto elemento”: el éter.  Es considerado como un elemento muy sutil a través del cual los demás elementos, asociados a los chakras inferiores y más densos, se comunican y unifican.

Otro elemento también asociado a este chakra es el sonido, entendido como el conjunto de ondas y vibraciones que facilitan la comunicación entre cada parte del cuerpo, entre cada chakra, y entre los nosotros mismos y los demás. En este caso entendemos por sonido no solamente las ondas perceptibles por nuestro oído, sino también las vibraciones más sutiles que nos llegan de los demás y que hacen que sintonicemos o no con ellos.

Al estar situado en la base del cuello, su función principal es la de  armonizar la voz del corazón y la de la mente, por lo tanto de ayudar a crear una unidad entre lo que siento, pienso y digo.


Al ser un chakra superior, Vishuddha tiende hacia la unidad. Para alcanzar la unidad absoluta del séptimo chakra, hemos de empezar por hallarla entre todas las voces que en un momento dado resuenan en nuestro interior. Luego hemos de afinar nuestra voz con la de las demás personas, a través de la escucha profunda y la expresión transparente.




También te puede interesar: